Actualidad

La Ingeniería Civil en la revolución solar

Miércoles, 29 Septiembre, 2021

En los últimos meses, especialmente a raíz de la crisis sanitaria, se han planteado una serie de medidas nacionales e internacionales, con base en la Unión Europea, para plantear un desarrollo económico desde la sostenibilidad. Es el caso del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno y del proyecto NextGenerationEU. 

Dentro de la búsqueda de opciones más saludables, los expertos se han decantado por la sostenibilidad, que se llevará aproximadamente el 30% de los 806.900 millones de euros movidos por la Unión Europea. 

Con motivo de estas medidas, el diario Información ha llevado a cabo un especial sobre energía solar en el que ha participado la Zona de Alicante del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, analizando el papel de los Ingenieros Civiles en el desarrollo de esta materia prima y en base a tres pilares fundamentales: el coste de la electricidad, el empleo y su uso en la industria y como autoconsumo en las familias españolas. 

Coste de la electricidad

Con un periodo cuanto menos convulso en relación a la factura de la luz en los hogares y en los negocios, el Gobierno ya busca nuevas soluciones al problema de la electricidad. Entre ellas, el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico cuenta con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), con un presupuesto de 241.000 millones de euros. 

El objetivo es apoyar a los hogares más vulnerables, incrementado la participación de las energías renovables: “El PNIEC favorece además a los hogares de menor renta y a los colectivos vulnerables, que ven aumentada su renta y su consumo en una proporción mayor que el resto de los hogares. En el caso de los hogares vulnerables, que se ven más afectados por la pobreza energética, su consumo aumenta un 2.1% en 2030 respecto al 1.1% del resto de hogares, esto es, casi el doble. Lo mismo sucede con la renta disponible que aumenta un 3,8% en el caso del quintil más pobre frente a un 1% del quintil más rico, casi cuatro veces más. […] El PNIEC prevé para el año 2030 una potencia total instalada en el sector eléctrico de 161 GW de los que 50 GW serán energía eólica; 39 GW solar fotovoltaica; 27 GW ciclos combinados de gas; 16 GW hidráulica; 9,5 GW bombeo; 7 GW solar termoeléctrica; y 3 GW nuclear, así como capacidades menores de otras tecnologías”. 

De estos datos, hay que tener en cuenta que las cifras finales pueden verse modificadas por, entre otras cuestiones, el precio más económico de obtención de la energía solar, lo que, sin duda, beneficiará al sector en los próximos meses. 

Empleo

La Zona de Alicante del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas recoge en este apartado los datos aportados por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 en relación a la creación de puestos de trabajo: “Las inversiones en renovables generarían entre 107.000 y 135.000 empleos/año, mientras que las inversiones en ahorro y eficiencia energética generarían entre 52.000 y 100.000 empleos/año. Las inversiones en redes y electrificación generarían entre hasta 46.000 empleos/año en 2030. El cambio energético generaría indirectamente hasta 118.000 empleos/año en 2030”. 

Por ello, se necesitan profesionales que cuenten con experiencia en la obtención de este tipo de energía y, además, en el diseño, en la implementación y en la gestión de las infraestructuras asociadas. En este sentido, el Ingeniero Civil es la persona idónea para la realización de estas tareas, tal y como explica la Zona de Alicante del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas en el periódico local Información: “Estas acciones, que actualmente se están llevando a cabo por parte de los Ingenieros Civiles en las instalaciones ya existentes en nuestro país, han de continuar en el tiempo. Ahora más que nunca, necesitamos trabajadores cualificados que cuenten con un extenso bagaje en el desarrollo de infraestructuras y que sean completamente conocedores del sistema energético español, en todas sus vertientes. No hay que olvidar que la Ingeniería Civil actúa en todos los ámbitos, también en las áreas nucleares, hidráulicas, petrolíferas y eólicas (entre otras), por lo que el carácter ambivalente del Ingeniero es, ahora más que nunca, imprescindible”. 

Industria y autoconsumo

Si bien habitualmente la sociedad en general piensa en la energía solar como en la habitual para el autoconsumo, éste no tiene por qué referirse únicamente a los hogares. De aplicación también en la industria, esta modalidad de obtención y de aplicación de la energía puede suponer la generación de empleo y de beneficios en las empresas: “La reducción de estos costes, asociados al consumo de energía, repercutiría directamente en el beneficio de las empresas del sector secundario, cumpliendo dos de los pilares del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia: un incremento de la capacidad de inversión en la digitalización de los procesos y una mejora de la economía más cercana. Cabe recordar que, en muchos casos, estas industrias se encuentran en áreas semiurbanas y rurales, incrementando la potencialidad de los entornos alejados de las grandes ciudades” 

En definitiva, tal y como se recoge en Información, los Ingenieros Civiles cuentan con las habilidades y con las herramientas indispensables para liderar esta revolución solar, la cual se encuentra en su mejor momento. Por un lado, por la apuesta de los diferentes gobiernos (tanto nacional como de la Unión Europea) por las energías renovables, entre las que destaca el sol. Por otro, por la existencia de profesionales cualificados para responder al gran reto del nuevo paradigma. 

Os dejamos el link al artículo completo, aquí.