Actualidad

Día Mundial del Hábitat. El urbanismo en la eliminación de barreras sociales en las ciudades

Lunes, 04 Octubre, 2021

Octubre es urbano. Tal y como se llevó a cabo en 2020, el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas celebra este mes una nueva edición de una campaña destinada a analizar algunas de las estrategias que se están siguiendo para la renovación del urbanismo y la consolidación de los nuevos modelos económicos y sociales. 

Dentro de las fechas que conforman Octubre Urbano, llevado a cabo por la Organización de Naciones Unidas, se encuentra el Día Mundial del Hábitat, que trata de “poner de relieve los desafíos urbanos mundiales e involucrar a la comunidad internacional en el desarrollo de la Nueva Agenda Urbana, aprobada en octubre de 2016 en la ciudad de Quito durante la Conferencia de Hábitat III. Esta Nueva Agenda Urbana es la brújula para hacer frente a los desafíos de las ciudades en las próxima dos décadas y ha de ser vista como una extensión del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11 de la Agenda 2030”.

Siguiendo estas premisas, lideradas por la ONU, los intentos de conseguir ciudades más sostenibles y amables con el Medio Ambiente se suceden a lo largo de todo el territorio de la Unión Europea. En primer lugar, con motivo de un incremento de la concienciación sobre el cambio climático, que tan acuciante está siendo en los últimos años. 

En segundo, por NextGenerationEU, los planes de desarrollo impulsados por la Unión Europea que establecen nuevas medidas para la obtención de ayudas a la recuperación tras la crisis por la COVID. 

Ante este escenario, encontramos medidas que se están impulsando en nuestro país y que, en la mayoría de los casos, se encuentran en una fase consultiva o de propuesta. Es el caso del proyecto SURES, el Plan de Desarrollo del Sur y del Este de Madrid, que se enfoca en aspectos transversales de la vida en estos barrios, con una alta densidad de población, para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En este sentido, nos encontramos con estrategias que engloban tanto la parte técnica de la gestión del entorno urbano como la social, haciendo un proyecto único del que dependen muchas ramas. Tal y como define el Ayuntamiento de Madrid el programa “se articula en ocho estrategias de actuación: regeneración ambiental, cultura y deporte, recuperación económica e industrial, movilidad y transporte, espacio público y vivienda, lucha contra la violencia de género, promoción social, desarrollo comunitario y atención social y enseñanza pública y universidades”.

Estas acciones comprenden el área de los distritos de Carabanchel, Latina, Moratalaz, Puente de Vallecas, San Blas-Canillejas, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde: “El resultado de este proceso de diagnóstico evidenció muy claramente que son los distritos del sur y del este los más vulnerables, siendo además los que agrupan a casi la mitad de la población de la ciudad (un 44,26%).

Los Distritos de Carabanchel, Latina, Moratalaz, Puente de Vallecas, San Blas, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde cuentan con casi la mitad de la población madrileña, pero su renta media es la cuarta parte que la de los diez distritos más favorecidos. Además, cuentan con niveles más altos de desempleo e inmigración, arrastrando déficits educativos, medioambientales y de salud”.

De esta manera, con estas cifras, el urbanismo se convierte en una herramienta imprescindible para la eliminación de barreras sociales, económicas y culturales. Entre las medidas que se han comenzado a implementar entre 2020 (año de aprobación del plan) y 2021, encontramos la actuación en los siguientes ámbitos:

  • Regeneración ambiental, mediante la instalación de áreas para el compostaje de residuos y el tratamiento sostenible de los mismos en algunos de los distritos del plan, instalación de placas fotovoltaicas en edificios públicos, recuperación de espacios y de parques y extensión de la red de electrolineras. 
  • Cultura y deporte, con la construcción de espacios para la enseñanza.
  • Recuperación económica e industrial. Esto se plantea a través de la creación de espacios para el emprendimiento, la mejora de los espacios industriales y de la iluminación en las calles comerciales de dichos distritos. Para ello, se han establecido el Plan Estratégico Industrial y el Plan de Activación Comercial. 
  • Movilidad y transporte público. En este apartado, se trata de fomentar el desarrollo de carriles y espacios para los peatones que les permiten el acceso diferenciado, seguro y sostenible a polígonos y áreas de desarrollo industrial. Es el caso del plan para la permeabilización de infraestructuras en trazados ferroviarios y en la M-40. Además, se plantea la extensión del servicio público de bicicleta, BiciMad, así como la creación de carriles Bus VAO en la A-2 y en la A-5 en su paso por estas áreas.
  • Recuperación del espacio público y promoción y rehabilitación de la vivienda. Aquí, el gobierno local incluye el plan de espacio interbloque, para permitir el aprovechamiento de las áreas olvidadas entre los edificios, se incrementará la dotación para la rehabilitación de viviendas (con especial interés en la eficiencia energética) y se potenciará una política integral de realojo y de vivienda pública. Por último, se recuperarán espacios públicos, dotando estas áreas de un mayor número de sendas peatonales y de recintos verdes. 
  • Promoción social y desarrollo comunitario. La agilidad en la intermediación social y la mejora de la atención a mayores, niños y adolescentes, pasa por un incremento de los esfuerzos en los procesos y, por supuesto, en la construcción de espacios adecuados para estos grupos de edad.
  • Enseñanza pública y vinculación con las universidades. El espacio en el que se desarrollan las clases es fundamental, por lo que se proponen modificaciones de mejora en los patios y centros escolares, además de impulsar planes adecuados para alumnos con necesidades especiales y para eliminar la brecha tecnológica de estos distritos con respecto al resto de los de la capital. 

De las medidas anteriormente planteadas, destaca que, en la mayoría de las mismas, la Ingeniería Civil cuenta con un papel destacado. Tanto en el área de la gestión de los propios espacios como en la construcción de los nuevos, las Obras Públicas son fundamentales para la mejora del ordenamiento de la ciudad. En este sentido, el carácter social de la Ingeniería Civil destaca más, al tratarse de acciones que derivan, directamente, en dotar a estos barrios de infraestructuras y servicios que van más allá de lo básico: se trata de incrementar las opciones culturales y económicas de sus habitantes. 

Energía circular

Pero Madrid no es el único caso que se está implantando en España en relación al urbanismo social. En Málaga se están dando grandes pasos para conseguir que la ciudad sea sostenible y, además, más amable con sus habitantes.

“eCityMálaga pretende convertirse en un referente de sostenibilidad y circularidad a partir de una propuesta de transición energética y utilización de recursos dentro del Málaga TechParK, un espacio urbano al que aportará beneficios medioambientales y una mayor competitividad. Málaga TechPark (PTA) será el primer espacio urbano en aplicar los criterios de las ciudades circulares del futuro, para convertir este entorno de innovación tecnológica en un referente también en sostenibilidad en 2027 gracias al proyecto #eCityMálaga de Endesa, adelantando en más de dos décadas los objetivos climáticos y energéticos establecidos por Naciones Unidas para 2050”. 

Para llevar a cabo este reto, cuyo objetivo principal es la “rehabilitación del espacio urbano”, se han tenido en cuenta los siguientes pilares fundamentales: 

  • Energía. “Tras la rehabilitación energética se espera una mejora de eficiencia energética de entre el 35% y el 45% del consumo actual. Además, para optimizar el grado de autosuficiencia, se incorporarán nuevos modelos basados en la flexibilidad entre generación renovable intermitente y demanda energética gestionable”. Entre los retos, se encuentra hacer del proyecto eCityMálaga 100% renovable. 
  • Ciudad. Se extenderá el uso de infraestructuras urbanas sensorizadas que permitan la incorporación gradual de los vehículos eléctricos, así como la digitalización de la demanda y de la oferta de los medios de transporte público y compartido. 
  • Ecosistema. De nuevo, las infraestructuras son clave, tanto en la gestión de residuos (se utilizará la tecnología para la monitorización del reciclado y del uso de los servicios) como en el consumo de agua, modernizando su sistema de abastecimiento. 
  • Digital. La tecnología juega un papel fundamental, también en el suministro de electricidad responsable y consciente: “Una red eléctrica inteligente, que supondrá la incorporación de equipos de sensorización y tecnologías de la información sobre la configuración actual, y será la encargada de incluir la conexión de las energías renovables. Además, se implementará una “plataforma para la gestión inteligente de las ciudades”, donde destacará la utilización de Open data, instrumentos como Fiware y la normalización de elementos que permitan la captura, intercambio y análisis de información”.
  • Economía colaborativa. A través del impulso de la financiación pública y privada. En el caso de eCityMálaga, se trata del acuerdo entre Endesa, el Ayuntamiento de Málaga, la Junta de Andalucía y el Parque Tecnológico de Málaga. Se trata de un tipo de acuerdo que reclaman los principales agentes del ámbito privado de la Ingeniería Civil y que miran, ahora más que nunca, a la financiación que llega de Europa. 

Al igual que ocurría en el caso anterior, la Ingeniería Civil está presente en la mayoría de los ámbitos en los que se enfoca esta estrategia. De esta manera, las Obras Públicas se consolidan como el mecanismo para la ejecución de los principales planes de urbanismo, los cuales se basan tanto en la recuperación y rehabilitación de espacios perdidos como en la creación de nuevas áreas más amables con sus habitantes.

Independientemente de los planes, la idea se mantiene: el uso del urbanismo como herramienta de reducción de barreras sociales y mejora económica.