Actualidad

La movilidad multimodal: un concepto nuevo para un sistema antiguo

Martes, 11 Enero, 2022

El Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas colabora con la revista impresa y digital City Motion, que ha nacido como un medio de comunicación especializado en la Nueva Movilidad y en la divulgación de la tarea de los profesionales implicados en la mejora de los sistemas de conexión. 

Los Ingenieros Civiles e Ingenieros Técnicos de Obras Públicas tienen mucho que decir en la llamada revolución de los transportes. Tanto desde el punto de vista del diseño de las nuevas ciudades, como en la reconfiguración de las viejas, dando espacio a los nuevos medios de conexión, que han de seguir los referentes del Pacto Verde Europeo de la Unión Europea y de la Agenda 2030 de la Organización de Naciones Unidas. 

Tal y como se referencia en el artículo de City Motion del CITOP, “la movilidad multimodal se podría definir como la capacidad de un usuario de utilizar diferentes medios de transporte, públicos y privados, para desplazarse desde un punto A a un punto B. En los últimos años, este concepto se ha utilizado para explicar la necesidad de contar con servicios públicos del transporte en las grandes ciudades, bajo los criterios de eficiencia, de economía y de sostenibilidad. No obstante esto, este fenómeno se ha dado históricamente en las urbes en todo el mundo”.

En los años 50, en Madrid, ya se combinaba el trolebús (con catenarias y ruedas de caucho) con el tranvía y, posteriormente, se dio paso al autobús, que convivía con el Metro y, más recientemente, Cercanías. El transporte masivo, que siempre ha sido una necesidad de las grandes urbes, buscaba ya los objetivos marcados por el transporte público actual, tal y como se recoge en City Motion: 

  • “Eficiencia en la capacidad de movilidad masiva de población.
  • Servicio público: bajo coste, asumido en gran parte por las administraciones. 
  • Creación de redes multimodales para abarcar el mayor número posible de territorio”.

A esto, hay que añadir los nuevos criterios del milenio, que tratan de combinar la construcción y el mantenimiento de las infraestructuras asociadas al transporte con la sostenibilidad y la nueva tecnología: “Las innovaciones tecnológicas que se han producido en los últimos años han dado lugar a numerosas innovaciones en el ámbito del transporte público y la movilidad. Ejemplo de ello son la movilidad compartida (urbana e interurbana), los planificadores de rutas, o los sistemas de validación de billetes (ticketing) y pago con el móvil. Nace así el concepto de “movilidad como servicio”, que busca aunar estas nuevas soluciones y lograr una mejora en la experiencia del usuario del transporte para aumentar la eficiencia (Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana)”. 

Movilidad inteligente

A la Movilidad Multimodal se une la Movilidad Inteligente, que incorpora el uso del BigData para el diseño, la construcción y la gestión de estas infraestructuras, de tal manera que se den soluciones en tiempo real a posibles problemas en cualquier etapa del ciclo de vida de éstas.  

Gracias al trabajo de los Ingenieros Civiles, las ciudades cuentan con una nueva generación de profesionales y, por tanto, de infraestructuras, que suplen no solo la parte técnica del transporte, sino también su parte social: “Fomentar las infraestructuras conectadas que permitan una gestión inteligente, optimizando su capacidad y rendimiento, disminuyendo los costes de mantenimiento y logrando, en suma, infraestructuras más eficientes y flexibles, para adaptarse a las necesidades de los usuarios. El segundo objetivo es avanzar en las llamadas “terminales inteligentes” en estaciones, puertos, aeropuertos, etc., que mejoren la experiencia de los usuarios proporcionando la información que necesitan en tiempo real y contribuyendo a una mayor accesibilidad (Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana)”.

Esta adaptación a las nuevas necesidades sociales llega de la mano de la aplicación de nuevos métodos de trabajo y de herramientas afines. Es el caso de BIM, tan mencionado en el entorno de la Ingeniería Civil y que, a día de hoy, se trata del sistema con más adeptos entre nuestros profesionales. 

Sostenible

Tal y como recoge el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas en City Motion (último número ya disponible), “la sostenibilidad es otro de los criterios que no se aplicaban anteriormente en el transporte público de nuestras ciudades y que se suma a los objetivos de eficiencia, de coste y de creación de redes que abarquen el mayor territorio y el mayor número de habitantes posible”.

Así, desde el Gobierno se llama a la automatización y a la sostenibilidad en la eficiencia en la gestión de recursos y en la creación e implementación de nuevos medios cuya misión principal es la reducción de emisiones. Por ello, desde la Ingeniería Civil se apuesta por: 

  • “Rehabilitación en lugar de nueva construcción, especialmente en la red de carreteras. De hecho, en 2021, se han presentado los mayores presupuestos para la conservación de estas infraestructuras. Menor coste de materias primas y uso lógico de los materiales de segunda vida incorporados al sistema de la Construcción”.
  • “Reutilización. En este caso, la adaptación de las vías ya existentes para un nuevo uso, por parte de los usuarios de las bicicletas y de los patinetes. Si bien con nuevas medidas por parte de la Dirección General de Tráfico (y con el objetivo de la Seguridad Vial), éstos ocuparán, en un tiempo no muy lejano, las calles tradicionalmente transitadas por los vehículos privados. A ellos se unen los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) que han proliferado en los últimos años en nuestro país, no sin polémica”. 
  • “Remodelación de las ciudades. Los nuevos usos que se hacen del transporte público, así como las medidas gubernamentales, están llevando a un lavado de imagen de los núcleos urbanos. La desaparición de infraestructuras clásicas, como los conocidos “scalextric” son el ejemplo más destacados, especialmente en Madrid”. 

El Ingeniero Civil en la Movilidad Multimodal

Si bien el papel del Ingeniero Civil es más que claro en la revolución del transporte urbano, éste también tiene que desarrollar un rol social indispensable. El gran reto deja de ser la construcción de grandes infraestructuras para convencer al usuario de utilizar los medios públicos puestos a su disposición.

“Con motivo de la pandemia, los usuarios del transporte público solo se han incorporado a su rutina anterior a la COVID en un 80%, alegando la falta de prevención de contactos de estos servicios. Mientras infraestructuras como la de Metro de Madrid se amplían para incrementar los trenes y su área de influencia, el número de público desciende”. 

Ante esta situación, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha llevado a cabo la campaña “El transporte público te echa de menos”, que conciencia sobre la seguridad de su uso en plena pandemia por COVID. 

El uso del transporte público por los habitantes de las grandes ciudades ha de volver a fomentarse tras la crisis sanitaria. Si bien se están llevando a cabo diferentes acciones promocionales, lo cierto es que los grandes cambios llegarán mediante la nueva normativa, los Planes de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS): “Si bien actualmente, según fuentes del Ministerio, el 70% de las ciudades ceden su espacio público al tráfico rodado y al aparcamiento de vehículos privados, la Ingeniería Civil pretende atajar esta “cotidianeidad” a través de la implantación de nuevos sistemas de Obras Públicas y, en definitiva, sociales”.

Las Zonas de Bajas Emisiones, los carriles bici y las limitaciones de aparcamiento en las zonas centro obligarán a los habitantes de las mediana y grandes ciudades a utilizar el transporte público para acceder a las áreas comerciales y de ocio. 

Para poder contar con el apoyo del gran público, tal y como se cita en City Motion, cabe encontrar un perfecto equilibrio entre comodidad y coste de las diferentes opciones de movilidad. Aquí, en este sentido, basta quizá con recuperar el bono multimodal que ya se implantaba hace décadas en las grandes urbes y que ahora, Valencia, ha recuperado. 

Más información sobre City Motion y la Nueva Movilidad, aquí.