Actualidad

Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030

Jueves, 13 Enero, 2022

El pasado 10 de diciembre, el Consejo de Ministros aprobó la versión definitiva de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Tras meses de debate público (en el que el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas participó como representante de más de 15.000 profesionales de la Ingeniería Civil), finalmente se cuenta con la lista de acciones que se enmarcarán en la Nueva Movilidad de nuestro país. Éstas se rigen, además, por los requisitos planteados por la Unión Europea (Pacto Verde Europeo) y por la Organización de Naciones Unidas (Agenda 2030). 

“El sector transporte representa el 4,27% del PIB y genera unos 961.600 puestos de trabajo en España (5% del empleo total), siendo un pilar importante en nuestra economía. El sector se encuentra ante una etapa de grandes cambios, motivados fundamentalmente por la introducción de la tecnología en la movilidad, por la necesidad de avanzar hacia la descarbonización de la economía y por la mayor concentración de población en las grandes ciudades y zonas periurbanas, con sus implicaciones en congestión, salud de las personas (calidad del aire, ruido) y despoblación del mundo rural”. 

Para poder llevar a cabo la revolución del transporte, a nivel europeo y nacional, se ha propuesto una serie de medidas, articuladas en nueve grandes ejes (descritos a continuación), 40 líneas de actuación y 150 medidas: 

Movilidad para todos. Esta premisa busca la coordinación y la planificación urbanística para asegurar el acceso universal a las infraestructuras del transporte. Además, se potencia el tren como medio de conexión de personas (especialmente tras la liberalización de la competencia) para reducir el uso del vehículo privado e incrementar las tasas de la multimodalidad en el transporte. 

  • Nuevas políticas inversoras. “La necesaria transición desde la política de inversión en infraestructuras a una política de inversión en movilidad supone definir nuevos criterios de priorización de inversiones para obtener los mayores retornos sociales. La planificación y gestión estratégica de la red ferroviaria y viaria tienen especial relevancia”. Este punto, sin duda el más polémico de todos, abre la puerta a la inclusión de nuevas medidas de pago de las infraestructuras y un cambio hacia la fiscalidad verde, lo que implica, de manera indirecta, el pago por servicio de las carreteras. 
  • Movilidad segura. La seguridad entendida como la protección al usuario, pero también en lo referente a la transparencia en los procesos y en todo lo relacionado con la salvaguarda de los datos digitales de las infraestructuras y de las entidades responsables de las mismas. En este punto, además, se incluye la movilidad resiliente a los cambios climáticos, tanto en la fase de diseño y de construcción como durante todo el ciclo de vida de las construcciones asociadas.  
  • Movilidad de bajas emisiones. En este ámbito, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana basa la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 en tres líneas de actuación principales. En primer lugar, el desarrollo de infraestructura de recargas y el fomento del transporte, tanto colectivo como individual, con energías limpias. En segundo, buscar la sostenibilidad también en las infraestructuras de soporte, tales como talleres, estaciones y áreas de servicio. En tercer y último lugar, reducir la contaminación acústica, algo que se considera una de los mayores condicionantes en la reducción de bienestar de la población.
  • Movilidad inteligente. “La tecnología como apoyo a las políticas de movilidad para aprovechar la transformación digital y conseguir un sistema de movilidad más eficiente. Se reforzará el papel del MITMA como facilitador de datos abiertos y de calidad sobre la movilidad, que favorezcan el desarrollo de plataformas de Mobility as a Service (MaaS) y la planificación de servicios a administraciones y operadores. También apuesta por la gestión inteligente de infraestructuras, terminales y estaciones, por la automatización del transporte y la logística, el impulso a los vehículos conectados y autónomos (automóviles, pero también embarcaciones o trenes), la utilización del sistema GALILEO en la movilidad, el uso de drones y el fomento de la I+D+i en movilidad”. 
  • Cadenas logísticas intermodales inteligentes. El MITMA pone el énfasis en este punto, una vez más, en el tren como transporte predominante en las mercancías. Para ello, es necesaria la digitalización de los entornos logísticos, también en lo referente a las infraestructuras del transporte, así como el desarrollo de una normativa de Distribución Urbana de Mercancías (DUM). Todo ello, complementado con la puesta en marcha de la plataforma SIMPLE (Simplification of Processses for a Logistic Enhancement), creada a raíz de Puertos del Estado, con la participación de ADIF. Según el medio Cadena de Suministro, “Esto supondrá un gran avance para el transporte de mercancías multimodal, al permitir que se puedan compartir datos entre los diferentes agentes involucrados en cada operación y facilitar el desarrollo de nuevos mecanismos para el intercambio de información”. 
  • Conectando Europa y conectando el mundo. La creación de nuevas y la mejora de las ya existentes redes intermodales de transporte entre los países miembro de la Unión Europea, con la visión de configurar un conjunto de opciones logísticas que permitan, además, la conexión con Estados fuera de la UE. El impuso de los principales nodos del país permitirá el desarrollo, aún más potenciado, del comercio internacional de España en un mercado cada vez más global. 
  • Aspectos sociales y laborales. Ante posibles efectos negativos que se pudieran dar en las condiciones de trabajo de los empleados en el sector de transporte, más con una visión internacional, desde el Ministerio se pretende llevar a cabo la puesta en marcha de medidas de protección a los trabajadores, además de incidir en la profesionalización del sector y en la mejora de los datos de empleabilidad de las mujeres. 
  • Evolución y transformación del MITMA. “El nuevo contexto de la movilidad exige un cambio en la cultura interna de la organización (digitalización, gestión del conocimiento, resistencia al cambio, formación,…), e implica también cambios externos hacia la sociedad (comunicación y transparencia, participación ciudadana, visibilidad internacional…), incorporando los valores de gobierno abierto”. Este proceso de cambio del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana implicará próximas acciones, establecidas bajo la modalidad de metas trienales.

De todo lo que se desprende de estos nueve ejes, vemos cómo la base de toda esta estrategia global continúa siendo el transporte, pero entendido desde un punto de vista social, en el que el usuario pasa a ser el gran protagonista: “el concepto de movilidad, un concepto más amplio que engloba no sólo aquello que es inherente al transporte desde una perspectiva tradicional, –el desplazamiento de personas o bienes, entre un origen y un destino, consumiendo recursos cuantificables–, sino que además incluye todos aquellos condicionantes, necesidades, motivaciones y percepciones de los individuos, situando al ciudadano y al usuario en el centro de todo el sistema”. 

Para ello, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha enfocado su cambio hacia la no mera gestión y desarrollo de infraestructuras, sino como garante de una Movilidad que cumpla los criterios internacionales establecidos, además de condicionar la aparición de nuevos hábitos en el transporte. Este gran reto se va a llevar a cabo, tal y como se menciona en el documento oficial, a través de la labor conjunta con las autoridades autonómicas y regionales, tal y como se está ya llevando a cabo en acciones como la implantación de nuevas Zonas de Bajas Emisiones. 

Se aprobará, además, una nueva normativa para el cumplimiento de estos objetivos, asegurando así el cumplimiento de lo anunciado en el documento oficial de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Cercana 2030 del Ministerio: “Algunas de las medidas concretas de la Estrategia necesitarán desarrollo normativo, por ello la Estrategia se sustenta sobre la aprobación de la Ley de Movilidad Sostenible. Además, el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia será una herramienta eco nómica esencial para el desarrollo de la Estrategia. Por último, la Estrategia contempla instrumentos de gobernanza e indicadores de seguimiento”. 

Accede al documento completo, aquí.