Actualidad

Ingenier√≠a Civil para dummies. ¬ŅQu√© son el proctor normal y el modificado?

Miércoles, 26 Enero, 2022

En enero, en el Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas, llevamos a cabo una nueva entrega de ‚ÄúIngenier√≠a Civil para dummies‚ÄĚ, esta vez dedicada al proctor, un ensayo de compactaci√≥n de suelo de gran uso entre los profesionales de la Ingenier√≠a Civil, imprescindible para conocer la humedad-densidad de los suelos compactados. En este caso, adem√°s, se presenta en dos versiones diferentes: el normal y el modificado.¬†

Pero comencemos por el principio, ¬Ņqu√© es la compactaci√≥n de suelos? √Čsta se usa para mejorar las condiciones de los mismos, ya que produce un incremento en la densidad del material, que redunda en tres beneficios primordiales como son la reducci√≥n de la compresibilidad, la disminuci√≥n de la permeabilidad y el incremento de la resistencia al corte, entre otros.

Estos ensayos se rigen por las normas UNE o ASTM y son imprescindibles para caracterizar la puesta en obra de un material.

Ensayo Proctor Est√°ndar o Normal: ASTM D-698 o UNE 103-500-94

Este ensayo se utiliza para determinar la densidad seca máxima de un suelo y la humedad óptima necesaria para alcanzar esta densidad.

Para llevar a cabo este ensayo, se usa un molde (preferiblemente de forma cil√≠ndrica) de un litro de capacidad. √Čste se rellena con tres capas de material compactadas con un maza de 2,5 kilos. Esta maza se deja caer, en ca√≠da libre, desde una altura de 305 mil√≠metros.¬†

Pero eso no es todo, dado que se han de cumplir una serie de caracter√≠sticas, tambi√©n en lo relativo al desecado y tamizado del material utilizado. As√≠, √©ste ha de ser tamizado por el tamiz 20 mil√≠metros UNE o por su correspondiente ASTM, humedecido con diferentes porcentajes de humedad, seg√ļn las muestras necesarias.¬†

En cuanto a la maza y la compactación del material a estudio, se llevan a cabo 26 golpes, de manera homogénea, sobre la superficie de las capas, las cuales han de contar con una altura similar. 

El siguiente paso es la enrasa el molde, se toma una muestra del centro del cilindro y se mide tanto su humedad como su densidad. Este proceso se vuelve a realizar con diferentes contenidos de humedad, hasta alcanzar un máximo de seis puntos, para poder extraer una cuerva de muestreo. 

Ensayo Proctor Modificado: UNE 103-501-94 o ASTM D-1557 

Se trata de un ensayo similar al comentado anteriormente, si bien se modifica la capacidad del molde cilíndrico y la energía de compactación. De esta manera, se pasa a utilizar un cilindro de 2.320 cm3 y una maza de 4,535 kilos, con una caída libre de 457 milímetros. 

En cuanto a las capas que se compactan, éstas son de cinco, las cuales reciben, cada una de ellas, 25 golpes. El resto del proceso, se realiza de manera habitual, llevando a cabo medidas diferentes de humedad y de densidad. 

Tal y como recoge la web Geotecnia F√°cil: ‚Äúeste ensayo es frecuentemente empleado en el estudio de terraplenes de carreteras, l√≠neas de ferrocarril o grandes presas mientras que el ensayo Proctor normal es empleado en estudios de compactaciones de menor entidad como rellenos de zanjas, v√≠as de comunicaci√≥n secundarias o el estudio de materiales arcillosos junto con el ensayo de compactaci√≥n Harvard.‚ÄĚ

Interpretación de los resultados

Una vez realizadas las tomas oportunas, se ha de realizar un acta del ensayo, en el que se incorporen todos los datos y las formulaciones llevadas a cabo. Para poder llevar a cabo el trabajo con buen fin, se ha de reflejar la curva de humedad-densidad para conocer las condiciones óptimas de compactación. 

Este documento final ha de incorporar, asimismo, todas las características de los elementos utilizados. Una vez confirmado todo lo anterior, se han de analizar los datos referidos a la curva de humedad-densidad para aplicar en obra. 

Fuente: Geotecnia F√°cil.