Actualidad

Cimbra Histórica. Carreteras aceptables

Martes, 26 Abril, 2022

En 1996, la Asociación Española de la Carretera, ya presentaba su análisis anual del estado de la red de carreteras de nuestro país. En el número 311 de julio-agosto de Cimbra, la revista del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, recogían ya el principal análisis, tanto del pavimento como de la señalización de los kilómetros de vía pública. 

La red viaria española necesita una inversión de 440.000 millones de pesetas para alcanzar un adecuado nivel de conservación, de acuerdo con un estudio de la Asociación Española de la Carretera, cuya calificación no va más allá del “aceptable” en el estado de los firmes y de la señalización vertical, alcanzando las marcas viales de las carreteras del Estado la valoración de “buena”, mientras que se califica como “deficiente” el estado de las barreras metálicas de la red autonómica. 

Como viene siendo ya habitual desde 1986, la Asociación Española de la Carretera ha realizado su séptima campaña de evaluación visual de firmes, la sexta de señalización y la primera sobre barreras de seguridad, cuyos resultados indican que tanto la red estatal como la autonómica precisarían de una inversión de, al menos, 440.000 millones de pesetas para alcanzar unos niveles adecuados de conservación.

Los trabajos se realizaron entre junio y septiembre de 1995. Se inspeccionaron un total de 3.181 tramos de 100 metros a lo largo de todo el territorio español, tanto en la Red de Carreteras del Estado (1.184) como en la Autonómica (1.697), lo que supone el análisis de tres millones de metros cuadrados de pavimento, 6.362 señales verticales, casi un millar de kilómetros de marcas viales y 76.198 metros de barreras metálicas.

Ligeramente peor

El estudio califica de “aceptable” el estado de los firmes en la red de carreteras dependientes del Estado, aunque ha empeorado respecto a la situación que se detectó en 1993. Se han producido algunas mejoras en Aragón, Cantabria, Cataluña, Extremadura y, sobre todo, en Galicia, la única que consigue la calificación de “buena”. La inversión necesaria en este capítulo se sitúa en 110.000 millones de pesetas. 

También la red autonómica ha conseguido el calificativo de “aceptable” e igualmente está algo peor que en 1993. Dos autonomías, Cantabria y Murcia, obtienen un “deficiente” como calificación, mientras que han mejorado algo Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia y Madrid y el resto o se mantiene igual o ha empeorado. 

De acuerdo con la evaluación de la Asociación Española de la Carretea, se necesitarían 239.000 millones de pesetas para mejorar su situación global de los firmes de la red autonómica. 

Si nos fijamos en la señalización vertical, ambas redes han superado la situación anterior, manteniendo el calificativo de “aceptable” en la red estatal y pasando de “deficiente” a “aceptable” en la autonómica. 

Se precisaría una inversión de 610 millones de pesetas en la red del Estado y 4.000 millones en las carreteras dependientes de las autonomías para alcanzar unos niveles adecuados.

En cuanto a la señalización horizontal, se considera “buena” en la red estatal, aunque necesita una inversión de 2.485 millones de pesetas. En la autonómica, se ha pasado de “deficiente” a “aceptable”. De hecho, se ha mejorado en todas las autonomías, destacando Canarias y la Comunidad Valenciana, que han abandonado el “aceptable” de 1993 para llegar al “buena” de ésta última evaluación. Mientras, La Rioja y Murcia mantienen su “deficiente”. El coste económico necesario para alcanzar una situación adecuada se cifra en 8.650 millones de pesetas. 

Barreras, por primera vez

Además y por primera vez, se ha analizado la situación de las barreras metálicas de protección, obteniéndose unos resultados de “aceptable” en la red estatal, con Madrid a la cabeza, que obtuvo la calificación de “muy buena”, frente a la “deficiente” de Cantabria. La inversión necesaria supera los 10.000 millones de pesetas. 

En la red autonómica, la valoración es de “deficiente”, extensible a todas las autonomías, excepto en la Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja, Madrid, Murcia y Navarra. El volumen de gasto para mejorar se sitúa en torno a 63.750 millones de pesetas.

Según el Director General de la Asociación, Aniceto Zaragoza, la situación del estado de los firmes ha empeorado ligeramente sobre la campaña realizada en 1993, aunque es posible que haya sido debido a factores como el incremento de la circulación, el deterioro sufrido como consecuencia de las lluvias, el parón en la licitación de la obra pública provocado por la entrada en vigor de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas y a la adopción de políticas presupuestas restrictivas.

A la presentación del estudio asistió también el entonces Director General de Carreteras, José Javier Dombriz – recientemente sustituido por Juan Francisco Lazcano-, quien señaló que una de las causas del empeoramiento de la situación de los firmes fue la imposibilidad de realizar toda la inversión prevista en el capítulo de conservación, si bien indicó que durante los próximos tres años se destinarán 20.000 millones de pesetas. 

También recordó que España cuenta, en extensión, con la cuarta red de carreteras del alta capacidad del mundo (más de 7.000 kilómetros) y destacó, además, que entre 1989 y 1994 el índice de peligrosidad de la red de carreteras del Estado bajó un 47% y el de mortalidad, un 48%, lo que supone, aproximadamente, un ahorro anual para la sociedad de 250.000 millones de pesetas. 

Por su parte, el Presidente de la Asociación Española de la Carretera, Juan Antonio Fernández del Campo, señaló que las inversiones más rentables para cualquier país son la educación y las carreteras, por donde circula más del 90% del transporte terrestre. Además, indicó, las carreteras no cuestan dinero a la sociedad, sino que producen mucho dinero al Estado vía impuestos y, en materia de conservación, lo que no se haga hoy costará mucho más mañana. 

Puedes acceder a todos los números recientes de la revista de Ingeniería Civil Cimbra, publicada por el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, en este link.