Actualidad

Las carreteras españolas, seguras pero lejos de ser sostenibles

Miércoles, 03 Agosto, 2022

A finales de julio, la Asociación Española de la Carretera presentó el informe “Necesidades de Inversión en Conservación”, realizado en el segundo semestre de 2021 y que incluye 101.700 kilómetros de carreteras estatales, autonómicas y florales. 

Tal y como recoge la AEC en el documento oficial, “la investigación concluye que el 70% de la red viaria es segura, considerando en conjunto el estado que presentan el firme, la señalización vertical y horizontal, y los elementos de contención y balizamiento. Sin embargo, solo el 43% de las vías del país están preparadas para su adaptación a la futura movilidad conectada y autónoma, y apenas el 14% podrían iniciar el proceso de transición ecológica derivado de las exigencias y compromisos internacionales”.

Además, otro de los aportes de este documento, ya disponible online y en abierto, determina que el deterioro de estas infraestructuras ha sido menor durante la pandemia. El llamado “efecto COVID”, que ha reducido considerablemente los desplazamientos, ha favorecido el mantenimiento de las carreteras que, a pesar de ello, mantienen su calificación de “muy deficiente”. 

En cuanto a la sostenibilidad, tal y como se adelantaba la Asociación Española de la Carretera, ésta está lejos de conseguirse. El mal estado de las carreteras españolas incrementa un 10% el consumo de combustible, siendo, por tanto más contaminantes. Según la AEC, alcanzar infraestructuras verdes en este ámbito es, cuanto menos, “una quimera desde la óptica en la que las administraciones públicas españolas han instalado sus políticas de movilidad”. 

A pesar de los últimos presupuestos de la Administración, que han pasado a ser históricos por el importe (1.371 millones de euros), la AEC considera que esta cifra es insuficiente, especialmente a lo que concierne a la transición ecológica de todos los ámbitos de actividad en nuestro país, incluyendo la Construcción y las infraestructuras: “Darle la vuelta a esta situación requiere una inversión mínima de 9.918 millones de euros, cantidad en la que la Asociación cifra el déficit que acumula el mantenimiento del conjunto de las infraestructuras viarias del país”. 

El mayor déficit se lo lleva el pavimento, con un 95% total, además de presentarse deficiencias en señalización y en los demás elementos de las carreteras. Solo en lo referente al pavimento, ésto “se traduce en unas necesidades de inversión en reposición y refuerzo de firmes cifradas en 9.456 millones de euros, a precios actuales, para el conjunto de las carreteras españolas”. 

En cuanto a la conversión sostenible de las grandes infraestructuras de nuestro país, entre las que se encuentran las carreteras, la AEC establece cuatro puntos principales hacia el camino del freno al Cambio Climático: “La Estrategia “Sistema Seguro”, la Ley de Movilidad y la Estrategia de Movilidad Sostenible, Segura y Conectada son tres de los cuatro grandes desafíos que están en la hoja de ruta del actual Ejecutivo, los cuales se verán amenazados si la situación de las infraestructuras viarias no da un giro de 360 grados”. El cuarto, el Pacto Verde Europeo, tampoco se podrá llevar a cabo con solo un 14% de la red viaria adaptada a las nuevas necesidades globales. 

En cuanto a las soluciones planteadas, más allá de la inversión de 9.000 millones de euros, desde las entidades afines se plantea un sistema de financiación propio de las carreteras, basado en:

  • “Presupuestos Generales del Estado y de las Comunidades Autónomas y Diputaciones Forales”.
  • “Fondos Europeos”.
  • “Sistemas de tarificación por uso”.
  • “Estrategias de colaboración Público-Privada”. 

Para poder conocer más datos específicos en relación al estado de las carreteras en España, dentro del informe “Necesidades de Inversión en Conservación” de la Asociación Española de la Carretera, hacer clic aquí.

Sobre la AEC

La Asociación Española de Carreteras, AEC, se trata de una entidad sin ánimo de lucro creada en 1949 y considerada Entidad de Utilidad Pública desde 1998. Formada por diferentes agentes del sector de la carretera, trata de difundir la importancia de estas infraestructuras en todos los ámbitos de la sociedad.

El Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas es un firme colaborador de la misma, participando en diferentes actividades de la asociación.