Actualidad

Confederaciones Hidrográficas en España

Lunes, 29 Agosto, 2022

Hasta el próximo uno de septiembre de 2022, se celebra la Semana Mundial del Agua, con sede en Estocolmo, Suecia. Durante los últimos días, en el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, hemos analizado diferentes aspectos del uso y de la gestión del agua desde el punto de vista de la Ingeniería Civil. Dentro de estos contenidos especializados, no podían faltar las Confederaciones Hidrográficas en España, de las que hablaremos a continuación para conocer mejor cuáles son y en qué consisten. 

Tal y como se explica en la web oficial del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, “Los organismos de cuenca, con la denominación de Confederaciones Hidrográficas, fueron creadas en el año 1926 por Real Decreto Ley, viniendo definidas en la Ley de Aguas como entidades de Derecho público  con personalidad jurídica propia y distinta del Estado, adscritas a efectos administrativos al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Dirección General del Agua, como organismo autónomo con plena autonomía funcional. Las Confederaciones Hidrográficas han venido funcionando ininterrumpidamente desde su nacimiento, desempeñando un importante papel en la planificación hidrológica, gestión de recursos y aprovechamientos, protección del dominio público hidráulico, concesiones de derechos de uso privativo del agua, control de calidad del agua, proyecto y ejecución de nuevas infraestructuras hidráulicas, programas de seguridad de presas, bancos de datos, etc.”

La red de Confederaciones Hidrográficas en España está compuesta por:

  • Confederación Hidrográfica del Cantábrico, que comprende total o parcialmente las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco y Navarra. 
  • Confederación Hidrográfica del Duero. “La demarcación hidrográfica internacional del Duero es la más extensa de la Península Ibérica con 98.073 km2, comprende el territorio de la cuenca hidrográfica del río Duero así como las aguas de transición del estuario de Oporto y las costeras atlánticas asociadas. Es un territorio compartido entre Portugal (20% de la superficie total) y España (80%)”. 
  • Confederación Hidrográfica del Ebro. Con un ámbito territorial claro, la confederación apuesta por la sostenibilidad, a través de la mejora de la gestión, de la excelencia en el suministro y de la renovación de la visión dinámica del río.
  • Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Con origen en 1927 (un año después de la creación de la del Ebro), cuenta con su sede principal en Sevilla. Actualmente, también lleva a cabo la gestión de Ceuta y de Melilla. 
  • Confederación Hidrográfica del Guadiana. Esta confederación actúa en el área de Castilla-La Mancha (Albacete, Ciudad-Real, Cuenca y Toledo), Extremadura y Andalucía (Córdoba y Huelva). Entre su infraestructura, destacan sus 66 presas de embalse de más de un hectómetro cúbico. 
  • Confederación Hidrográfica del Júcar. “La CHJ se extiende por cinco comunidades autónomas: La Comunidad Valenciana, con una participación territorial en superficie de casi el 50% respecto a la superficie total, seguido por la Comunidad de Castilla-La Mancha, con 37,6%, Aragón con 12,6%, Cataluña con 0,20% y Murcia con 0,15%, teniendo estas últimas una representación territorial mucho menor que las anteriores.  El número de municipios existente en ámbito de la DHJ es de 789, de los cuales 751 tienen su núcleo urbano ubicado dentro de su ámbito. De ellos, el 86% son municipios de menos de 10.000 habitantes”. 
  • Confederación Hidrográfica del Miño-Sil. El organismo actúa en las provincias de Coruña, Orense, Lugo, Zamora y León y en la comunidad de Asturias. La red fluvial se compone, principalmente, del Miño, del Sil y del Limia y de sus afluentes. 
  • Confederación Hidrográfica del Segura. Actúa en el mar Menor y cuenta con 33 embalses entre sus infraestructuras. Entre sus servicios, destaca un visor de información geográfica para conocer, de manera práctica y actualizada la situación de la cuenca. 
  • Confederación Hidrográfica del Tajo.  “El Tajo es el río más largo de la península y su cuenca la tercera, tanto en superficie total como en aportaciones, después del Ebro y del Duero. Es también la que tiene mayor peso poblacional de España y de la península y la que más agua cede a otras cuencas […] La cuenca hidrográfica del Tajo se extiende por territorios de España y Portugal. La parte española limitación cuencas del Duero al norte, Ebro y Júcar al este y Guadiana al sur, siendo la superficie de unos 55.781 km2. Al oeste continúa la cuenca del Tajo en Portugal (Demarcación Hidrográfica “Tejo e Riberas do Oeste”) con una superficie de unos 25.666 km2, lindando con las cuencas “pequenas ribeiras do Oeste”, “Lis”, “Mondego”, “Douro”, “Guadiana” y “Sado”.

Funciones principales

Tal y como explica el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas, CEDEX, las funciones principales de las Cuencas Hidrográficas de España son:

  • Desarrollo del Plan Hidrológico de cuenca, el seguimiento del mismo y la revisión, con las posibles adaptaciones que se puedan requerir a lo largo de su duración.
  • Administración y control del Dominio Público Hidráulico. 
  • El aprovechamiento, a través de sus acciones de gestión y de control, de la naturaleza de las aguas, especialmente en lo que implica a más de una Comunidad Autónoma. 
  • El diseño, construcción y posterior explotación de las obras y de las infraestructuras llevadas a cabo con fondos del organismo y aportados por el Estado. 
  • Funciones adicionales derivadas de los acuerdos con gobiernos comunitarios, regionales y locales.

SAIH

Una vez conocidas las Confederaciones Hidrográficas y sus principales acciones, queda por conocer una de las herramientas más importantes para la gestión de las aguas en nuestro país. Hablamos del Sistema Automático de Información Hidrológica, del que hemos hablado previamente en el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas.

Se trata de aplicaciones tecnológicas que proporcionan información en tiempo real de las variables más importantes para conocer el estado real de las cuencas: ríos y afluentes, nivel de volumen embalsado en las presas, caudal desaguado, las precipitaciones y los diferentes usos de las aguas. 

Sus objetivos principales, tal y como recoge el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, son:

  • “Gestión ordinaria de los recursos hídricos.
  • Gestión extraordinaria en avenidas y sequías.
  • Planificación de las campañas de riego.
  • Seguimiento de caudales ecológicos.
  • Control de niveles piezométricos de las aguas subterráneas.
  • Vigilancia de la calidad de las aguas. 
  • Gestión del conocimiento”. 

Para conocer más información sobre las Confederaciones Hidrográficas en España, os dejamos el link a la web del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.