Actualidad

El Ingeniero Civil en… La crisis energética internacional

Martes, 06 Septiembre, 2022

El pasado 24 de febrero de 2022, dio inicio la invasión de Rusia a Ucrania, con un conflicto que se alarga en el tiempo y que, por el momento, parece no tener un cese inmediato. 

Con motivo del mismo, se han producido una serie de hechos, especialmente motivados por Rusia, que han puesto en jaque el suministro energético en todo el mundo, especialmente en Europa, que ve cómo su invierno ya se encuentra a la vuelta de la esquina. 

Tal y como avanzaba en junio El Mundo, la situación energética mundial se resume en el papel de Estados Unidos (que se ha convertido en el mayor exportador de Gas Natural Licuado en Europa), en el del Golfo Pérsico (se presume que se incrementará su extracción de petróleo) y China (fábrica internacional de carbón, altamente demandado). 

‚ÄúLa guerra en Ucrania ha sido el gran remate para el mundo de la energ√≠a. Ya 2021 fue un a√Īo complicado en los precios por el efecto que tuvo la gran recuperaci√≥n econ√≥mica tras la crisis de la COVID. Pero la invasi√≥n rusa ha elevado a√ļn m√°s la tensi√≥n, ante la amenaza de una potencial escasez de recursos en gran parte del mundo occidental. El precio del Brent ilustra muy bien esta tormenta: a mediados de abril de 2020, con el mundo confinado por la pandemia, un barril de petr√≥leo pod√≠a comprarse en el mercado internacional por apenas 28 d√≥lares. Dos a√Īos despu√©s, con las bombas cayendo sobre Kiev, ese mismo barril ha llegado a costar 129 d√≥lares (El Mundo)‚ÄĚ.¬†

Normalmente, el 40% del gas europeo procede de Rusia. EEUU, Noruega, Argelia o Israel son ahora los nuevos países en los que pedir ayuda, mientras se buscan soluciones al consumo y, especialmente, al precio.

Surge, as√≠, la carrera energ√©tica para la b√ļsqueda de opciones verdes, f√°ciles de producir y que utilicen infraestructuras ya instaladas previamente. La Agenda 2030 se acelera para la consecuci√≥n de soluciones inmediatas y que dif√≠cilmente pueden conseguirse para este invierno.¬†

Entre todas las opciones, ¬Ņd√≥nde entra el Ingeniero Civil? Desde el Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas hemos hecho referencia previamente a la participaci√≥n de nuestros profesionales en la renovaci√≥n energ√©tica mundial. El dise√Īo, la construcci√≥n y la gesti√≥n de la mayor√≠a de las infraestructuras verdes pasan por nuestros Ingenieros Civiles. Ahora, √©stos han de dar un nuevo paso en una de las construcciones m√°s esperadas en Europa y que ata√Īe directamente a Espa√Īa.¬†

Gasoducto MidCat

El gasoducto MidCat es una de las infraestructuras que se ha convertido en noticia en las √ļltimas semanas. Se trata de un proyecto antiguo, del que ya se hablaba por 2015. Sin embargo, en 2019 se opt√≥ por no llevar a cabo el proyecto ante el estudio de las dos empresas l√≠deres del sector en Espa√Īa y en Francia, Enag√°s y Ter√©ga, que lo desestimaron por su poca rentabilidad.¬†

Este a√Īo, el proyecto, abandonado en un principio por ambos gobiernos y por la Uni√≥n Europea, vuelve a estar en la mente de todos. Presenta una inversi√≥n estimada de 370 millones de euros solo en la parte espa√Īola, que supone 100 kil√≥metros de tuber√≠as: ‚ÄúEs el coste de la tuber√≠a y una estaci√≥n de compresi√≥n para hidr√≥geno renovable, cuya construcci√≥n deber√≠a facilitar la transici√≥n hacia esa energ√≠a. Adem√°s, este plan implicar√≠a otros gastos en infraestructuras en ambos pa√≠ses y la capacidad del conducto ser√≠a de 7.000 millones de metros c√ļbicos (bcm), 20 Minutos‚ÄĚ.¬†

El principal obst√°culo, no obstante, es el gobierno franc√©s que si bien ha abierto la puerta al estudio, se est√° encontrando la negativa de los principales grupos ecologistas del pa√≠s. Mientras que Espa√Īa piensa en su capacidad de regasificar Europa (con un 34% del gas total), el pa√≠s vecino busca diferentes opciones, como el fomento de la energ√≠a nuclear, que ya se considera verde ante las circunstancias energ√©ticas de extrema emergencia en las que nos encontramos.¬†¬†

En el caso de la negativa de Francia, existe una segunda opción, que uniría, través de infraestructuras del gas, Barcelona con Livorno. Más de 700 kilómetros de tuberías para el Mediterráneo para garantizar el gas a países como Alemania.

En todo este proceso de decisiones gubernamentales, tanto locales como supranacionales, los Ingenieros Civiles destacan como los profesionales que han de hacer frente, en tiempo r√©cord, al dise√Īo, a la construcci√≥n y a la gesti√≥n de una infraestructura, el gasoducto, que ha de permitir el abastecimiento de gas a la poblaci√≥n europea.

Un proyecto, que tendría que estar preparado para 2023 (con el fin de no depender de Rusia ni de sus aliados) que es fruto de un estudio previo por parte de Ingenieros Civiles y que permitiría solventar una de las necesidades energéticas más urgentes de la actualidad.

El papel de los Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas e Ingenieros Civiles, los cuales est√°n habilitados para la firma de proyectos, se enfocar√≠a en:

  • El an√°lisis de la viabilidad del proyecto.
  • La adaptaci√≥n de la necesidad de suministro a los requerimientos t√©cnicos.
  • El dise√Īo de la infraestructura y, por supuesto, su construcci√≥n.¬†
  • La puesta en marcha de la gran infraestructura y su gesti√≥n a lo largo de los a√Īos.
  • Las rehabilitaciones, conservaciones y mejoras que sean necesarias durante todo el ciclo de vida del trabajo.¬†

Una labor transversal que los Ingenieros Civiles est√°n esperando llevar a cabo en los pr√≥ximos meses y una vez los gobiernos de los pa√≠ses miembros de la Uni√≥n Europea (especialmente en lo que se refiere a Espa√Īa y a Francia) cierren el acuerdo final.¬†