Actualidad

Día Mundial del Hábitat. Una nueva edición de Octubre Urbano en el CITOP

Lunes, 03 Octubre, 2022

El primer lunes de octubre, la Organización de Naciones Unidas celebra el Día Mundial del Hábitat, que pone el foco en las condiciones de la población mundial, especialmente la que habita en núcleos urbanos: “En 1985, las Naciones Unidas designó el primer lunes de octubre de cada año como el Día Mundial del Hábitat con el objetivo de reflexionar sobre el estado de la estructura de nuestros pueblos y ciudades y el derecho básico de todos a una vivienda adecuada. También pretende recordar al mundo su responsabilidad colectiva en el futuro del hábitat humano”. 

En 2014, a su vez, se dio comienzo a una segunda iniciativa, marcada por este día, denominada Octubre Urbano, que, al igual que la anterior, trata de concienciar sobre la mejora de las condiciones de las superpoblaciones en torno a las urbes. En 2016, por su parte, fue aprobada la Nueva Agenda Urbana, que se basa en los siguientes puntos:

  • “Proporcionar servicios básicos para todos los ciudadanos. 
  • Garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a la igualdad de oportunidades y libre de discriminación.
  • Promover medidas en apoyo de ciudades más limpias.
  • Fortalecer la resiliencia en las ciudades para reducir el riesgo y el impacto de los desastres.
  • Tomar medidas para hacer frente al cambio climático mediante la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Respetar plenamente los derechos de los refugiados, los migrantes y los desplazados internos, independientemente de su situación migratoria.
  • Mejorar la conectividad y apoyar iniciativas innovadoras y ecológicas.
  • Promover espacios públicos seguros, accesibles y ecológicos”.

En la edición de 2022, el Día Mundial del Hábitat ha presentado el tema “Cerrando la brecha. No dejar a nadie, ni ningún lugar, atrás”. Se trata de enfatizar en el daño de la pandemia en la pobreza mundial, así como los nuevos conflictos armados: “La pandemia y los conflictos recientes han echado por tierra años de progreso en la lucha contra la pobreza; dando lugar a la aparición de nuevos pobres: los que habrían salido de la pobreza en ausencia de la pandemia pero siguen siendo pobres, y los que han caído en la pobreza a causa de la pandemia. Según el Informe sobre las Ciudades del Mundo de ONU-Hábitat, el número de personas afectadas se situaba entre 119 y 124 millones en 2020 y entre 143 y 163 millones en 2021”. 

A esta idea se une el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 11 de la Agenda 2030, “Ciudades y Comunidades Sostenibles”, del que ya hemos hablado largo y tendido en el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas debido a la implicación de la Ingeniería Civil en el mismo. 

Las ciudades y la pobreza van de la mano en el mundo, por lo que es fundamental analizar la configuración de las urbes no solo desde el punto de vista occidental y atendiendo a los hábitos de los países del llamado Primer Mundo. Para entender la sobrepoblación, Intermón Oxfam hace hincapié en las causas de la misma. En un primer lugar, hay que tener en cuenta que hablamos de este fenómeno solo a partir de la Revolución Industrial: “A mediados del siglo XVIII la población mundial no alcanzaba los 800 millones. Hoy en día ya somos más de 7.500 millones de personas en todo el planeta. Fue a partir de la Revolución Industrial cuando se aceleró el crecimiento demográfico a nivel mundial”. En segundo, el concepto de “superpoblación” se entiende como la situación en la que se consumen más recursos de los que se pueden producir y viene determinado por:

  • Mejora de la sanidad.
  • Avance en la producción masiva de los alimentos.
  • Concentraciones urbanas, que es el tema que nos ocupa. 

Como problema fundamental, es el daño al Medio Ambiente así como la aglomeración de habitantes que, en muchos casos, reduce la sanidad desarrollada y que genera pobreza entre sus habitantes, tal y como confirman los últimos datos aportados por la Organización de Naciones Unidas.

Ante esta situación, desde diferentes entidades internacionales, se ha apostado por la creación y por la reorganización de ciudades hacia la conocida como Nueva Movilidad, que utiliza medios de transporte públicos y ecológicos para los desplazamientos. Pero, ¿es el urbanismo adaptable a la situación de cada país? 

Si analizamos el ranking de Oxfam sobre las cinco ciudades más pobladas del mundo, encontramos que pocas son de las consideradas “occidentales”: 

  • Tokyo (Japón): 38 millones de habitantes.
  • Nueva Delhi (India): 26 millones de habitantes. 
  • Shanghái (China): 24 millones de habitantes. 
  • Mumbai (India): 21 millones de habitantes. 
  • Sao Paulo (Brasil): 21 millones de habitantes. 

La adaptación del urbanismo ser uno de los principios a la hora de desarrollar nuevas medidas para la creación de sistemas de movilidad de cero emisiones, conociendo la problemática de cada país y de cada ciudad. Si en territorios donde el coche es un medio de ostentación y de estatus se quieren implementar medidas para el desplazamiento colectivo, estamos fallando de nuevo. 

La inclusión de la sociedad en la toma de decisiones así como la búsqueda de opciones más allá de la mira occidental suponen un reto para los políticos, los cuales han de saber transmitir esta necesidad a los Ingenieros Civiles, encargados del cambio práctico. 

A lo largo de los próximos días, desde el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, compartiremos contenido sobre la Ingeniería Civil en Octubre Urbano, iniciativa que termina con el Día Mundial de las Ciudades del próximo 31 de octubre. 

Estad atentos a las publicaciones del CITOP para conocer más sobre las acciones de nuestros profesionales en el gran reto de la adaptación de las ciudades al paradigma ecológico.