Actualidad

Cinco retos de la Ingeniería Civil en 2023

Lunes, 05 Diciembre, 2022

En estos días, el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas ha colaborado, de nuevo, en El Confidencial Digital. En esta ocasión, se establecen los cinco retos de la Ingeniería Civil para los próximos meses, en un año, el 2023, que se presenta con grandes complicaciones internacionales, entre las que destaca el desabastecimiento energética y su consiguiente coste, así como las fluctuaciones económicas y en el plano laboral. 

Hace unos meses, al inicio de 2022, desde el CITOP, establecimos una serie de tendencias que se iban a llevar a cabo en los próximos meses: formación de profesionales, acciones ante la falta de suministros, los fondos de la Unión Europea y su aplicación en la Construcción, la digitalización del sector y la rehabilitación de las infraestructuras. 

Así, tal y como se recoge en El Confidencial Digital, “si atendemos al devenir de los últimos meses, vemos cómo el ejercicio futurístico que se realizó se ha cumplido con creces. En 2022, los principales agentes de la Construcción han puesto el foco en la formación, pero también en la consecución de mano de obra, en un mercado en el que hay más oferta de trabajo que demanda”. 

La digitalización y la falta de suministros han protagonizado este 2022, en un debacle entre la sostenibilidad y la vuelta a sistemas de energía tradicionales. El conflicto de Ucrania, del que hablaremos a continuación, además, ha incidido en la necesidad de otros acuerdos internacionales más estables. 

Además, continuamos, un año después, prácticamente en la misma situación en relación a los fondos europeos, los NextGeneration en materias como las infraestructuras y la rehabilitación de viviendas. 

Pandemia

Tal y como estima la Organización de Naciones Unidas, “En un momento en el que necesitamos desesperadamente ir hacia adelante, el COVID-19 nos puede atrasar años, incluso décadas, dejando a los países con retos fiscales masivos y crecientes”.

Así se detalla en su “Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2022”, donde se confirma que se ha retrocedido en cuatro años el avance contra la pobreza y se ha incrementado, por primera vez en dos décadas, la pobreza laboral en todo el mundo (un 0,5%, lo que supone que ocho millones de trabajadores en todo el planeta son nuevos pobres). 

En este sentido, nos alejamos de manera directa del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en especial a lo relativo a los números 9 y 11. “El primero de ellos, “Industria, Innovación e Infraestructuras”, ha sido uno de los que mejor han superado la crisis por la pandemia, especialmente debido al uso generalizado de la tecnología. De ahí que herramientas como BIM en la Construcción sean fundamentales para la optimización de procesos”. 

En relación al segundo, el número 11, “Ciudades y comunidades sostenibles”, el Ingeniero Civil ha de llevar a cabo un doble esfuerzo ante los problemas que se han agravado como consecuencia de la pandemia y que se resumen en: 

  • “El 99% de la población urbana respira aire contaminado.
  • Un tercio de la población subsahariana no tiene acceso a transporte público de calidad.
  • Solo el 55% de los residuos sólidos en ciudades son tratados en instalaciones controladas”. 

Guerra de Ucrania

Desde marzo de 2022, el gran tema internacional que nos ocupa es la guerra de Ucrania. En un completo desgaste por parte de la población, este conflicto, provocado por Rusia, ha conllevado grandes problemas a posteriori que, sin duda alguna, provocará grandes consecuencias en 2023. 

Sin suministro estable de energía, se ha enfatizado en la labor del Ingeniero Civil en la consecución de fuentes verdes para hacer frente a las necesidades de la población europea en invierno. No obstante esto, las cifras que se pensaban alcanzar (un 42% de suministro renovable en España en 2030) están lejos de conseguirse, tal y como estima la Asociación de Empresas de Energías Renovables de nuestro país.

Además, “con el autoconsumo todavía en su fase inicial y con una subasta pública que se ha quedado prácticamente desierta (de los 3.300MW se han adjudicados 45,4MV), el reto del Ingeniero Civil es adaptar las infraestructuras existentes a las necesidades más inmediatas de consumo, así como la construcción de plataformas de generación de energía verde que permita incrementar, en la medida de lo posible, su porcentaje sobre la producción total”.

Elecciones municipales

En mayo de 2023 habrá elecciones municipales. Como en cada legislatura, da comienzo en sprint final para la consecución de obras y la puesta a punto de infraestructuras de todo tipo, con los presupuestos de los ayuntamientos a punto de caducar. 

En un previsible incremento de los trabajos de conservación y de construcción, se ha de incidir en el empleo de procedimientos y de materiales que piensen en la Economía Circular y en la durabilidad de las obras. Una manera, sin duda, de crear entornos más seguros y de larga duración, de tal manera que las inversiones futuras se reduzcan.

“En referencia a este punto, se ha de apostar por la importancia de la Ingeniería Civil en la realización de proyectos a largo plazo, con una inversión prolongada en el tiempo, que permita, además, destinar fondos a la conservación de los mismos. Digitalización en todas las fases del trabajo, apuesta por la conservación y presupuestos comedidos para la rehabilitación son las claves del éxito para conservar unas infraestructuras y servicios básicos en perfecto estado”. 

Inflación

Una de las mayores preocupaciones del 44,1% de los españoles, según el Centro de Investigaciones Sociológicas de octubre de 2022. “La inflación acumulada (a fecha de noviembre de 2022) era del 5,7% en el ejercicio corriente, incremento que ha incidido, también, en los precios de los materiales de la Construcción. Si ya suponía un problema de cara al cambio de curso 2021/2022, en 2023 a la carestía de materiales (cuya producción parece recuperarse) se une la recesión en la capacidad económica de las familias y, por tanto, de las empresas”.

Tendremos que ver cómo es punto incide en la Construcción en los próximos meses. Por el momento, según datos del Observatorio Industrial de la Construcción, se ha incrementado el número de visados en 1,5%, con fecha de septiembre de 2022 y en comparación al mismo periodo del año anterior. 

Fluctuaciones en el mercado de trabajo

Más problemas… o soluciones. El 30 de marzo de 2022 se implantaba la última gran reforma laboral española, con el establecimiento de una nueva modalidad de contrato: el fijo discontinuo, como medida para eliminar el contrato temporal, tan utilizado en la Construcción y, por tanto, que afectaba directamente a la Ingeniería Civil. 

En los primeros meses y tal y como recoge el Observatorio Industrial de la Construcción a octubre de 2022, “En Ingeniería Civil, los afiliados con contrato Indefinido superan en 18 puntos porcentuales a los temporales. Los afiliados con contratos Fijos-Discontinuos han pasado del 0,1% al 0,6%”. 

Estas cifras suponen un acercamiento al balance entre la oferta y la demanda del sector. Tal y como avanza la Confederación Nacional de la Construcción, hablamos de una carestía de trabajadores de más de 700.000 personas. 

Hacen falta Ingenieros Civiles y una regulación correcta del mercado laboral no puede sino incrementar el interés de la población por la profesión. 

Puedes leer el artículo completo, aquí.