Actualidad

El Ingeniero Civil en… El metaverso

Martes, 10 Enero, 2023

El metaverso se define como “un universo post-realidad, un entorno multiusuario perpetuo y persistente que fusiona la realidad física con la virtualidad digital. Se basa en la convergencia de tecnologías, como la realidad virtual (RV) y la realidad aumentada (RA), que permiten interacciones multisensoriales con entornos virtuales, objetos digitales y personas. Por tanto, metaverso es una red interconectada de entornos inmersivos y sociales en plataformas multiusuario persistentes (Wikipedia)”. Para poder acceder, se requieren sistemas operativos adecuados y el uso de gafas especiales para la recreación de estos contextos interactivos. 

La otra realidad, creada principalmente por Second Life y Meta, Facebook, trata de aportar nuevas experiencias de todo tipo al usuario. Si bien desde un primer momento se pensó en la interrelación entre sujetos, aportando entornos virtuales de ocio y de interacción social, lo cierto es que el metaverso va más allá.

Actualmente, la mayoría de las profesiones existentes tienen su representación en el ámbito de realidad aumentada, también los Ingenieros Técnicos de Obras Públicas e Ingenieros Civiles. 

Las infraestructuras han llegado al metaverso no únicamente con el objetivo de la digitalización per se, sino para la profesionalización de sus procesos y para la comprensión del aporte social de estas construcciones.

Para poder comprender un poco mejor en qué consiste el metaverso aplicado a la Ingeniería Civil, en el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas hemos contactado con Ferrovial, que ha apostado totalmente por la otra realidad para desarrollar parte de su actividad.

De esta manera, el gigante de infraestructuras español presentó en septiembre de 2022 el proyecto Infraverse, definido como “una iniciativa pionera para el sector de las infraestructuras que refuerza su posición como líder en innovación. En el marco de esta iniciativa, la compañía está desarrollando más de 10 proyectos en los que la combinación de tecnologías como realidad virtual o gemelos digitales le está permitiendo reforzar su ventaja competitiva, al tiempo que cumple con los planes fijados en su plan Horizon 24 para convertirse en una empresa más ágil, eficiente e innovadora”. 

Los objetivos planteados por el grupo de Construcción, en base a los mencionados proyectos, es incrementar la eficiencia en la gestión de activos y mejorar la experiencia de los usuarios.

Para poder comprender mejor la aplicación del metaverso a las infraestructuras, nos acercamos a los principales hitos de Ferrovial en dicho ámbito, dejando de analizar esta realidad virtual como un todo para explorarla de manera parcelaria.

Experiencia inmersiva

Independientemente del tipo de acción que queramos realizar en el metaverso (ya sea profesional o personal), ésta va a ser inmersiva, creando un sistema similar a la realidad pero con base en la duplicación de “gemelos digitales”.

Este es el proceso utilizado principalmente por Ferrovial para la creación de los proyectos de infraestructuras en la realidad virtual y con el objetivo de permitir trabajar a los Ingenieros Civiles en el diseño, en la construcción y en la gestión de las construcciones desde el punto de vista de la eficiencia y de la experiencia del usuario. 

Comenzamos por Digital Twin NTE, la réplica de la autopista North Tarrant Express de la compañía en Texas, Estados Unidos. A través de la creación de un gemelo digital (terreno ya en parte explorado por BIM), se permite conocer con anterioridad posibles problemas que surjan de la experiencia del usuario y facilita la la toma de decisiones fundamentales para la seguridad y la calidad de la infraestructura representada: “Aporta la capacidad de comprensión del entorno y de experimentar la conducción en infraestructuras lineales durante la fase de diseño, haciendo que la planificación sea mucho más efectiva. Asimismo, este método facilita la adaptabilidad del entorno en cuanto a planes de contingencia y de seguridad y salud, pudiendo dar una respuesta rápida y anticipando posibles situaciones, con el objetivo principal siempre enfocado en la seguridad de los usuarios”.

Esta duplicidad de la carretera North Tarrant Express de Texas se une a la autopista canadiense 407 ETR y la I-66, en Virginia, también Estados Unidos en el proyecto denominado AIVIA Smart Roads, que permite el desarrollo de carreteras 5G a través de un estudio y planificación previos en la realidad virtual. 




“Esta tecnología va a permitir a la compañía desplegar con éxito una red 5G a lo largo de las vías, además de optimizar la ubicación de los sensores, dos tecnologías clave para la interacción entre las carreteras inteligentes y los vehículos tradicionales y la interacción entre vehículos autónomos y los convencionales”. Pero, además, permitirá conocer el comportamiento de estas infraestructuras y de los usuarios que por ellas operan ante condiciones climatológicas adversas y ante operativa de emergencia como el cierre de uno o varios carriles.

Toda esta información, volcada en el mundo real, permite incrementar la seguridad de los usuarios, favorecer la eficacia de la infraestructura y, además, aumentar el beneficio de la gestora, dado que las decisiones se toman en base a parámetros medibles y ya testados en el metaverso.

Seguridad y sociedad

El VR Training Awareness es un curso formativo, diseñado para profesionales de la Construcción, en el que se aportan situaciones de riesgo en realidad virtual para que los empleados en la construcción y en la gestión de las infraestructuras sepan, de manera práctica, cómo actuar ante ellas. De igual manera, mediante el proyecto Behavioral Economics permite conocer previamente, en un entorno cerrado, el comportamiento de los usuarios, así como las consecuencias del mismo en las fases de operación y de mantenimiento de las infraestructuras. 

Un ámbito “burbuja” que permite la creación de un laboratorio cooperativo para la introducción de variables (tanto extremas como habituales) y configurar infraestructuras adaptadas al entorno explorado. 

Una nueva generación de Ingeniería Civil, que va más allá de la red 5G, que permite concretar el diseño, los procedimientos y los posibles problemas generados a lo largo de todo el ciclo de vida de las construcciones. El metaverso, por tanto, se convierte en el campo de pruebas perfecto para el próximo paso de la profesión.