Actualidad

Pobreza de transporte: la vinculación de la Ingeniería Civil con el desarrollo social

Martes, 24 Enero, 2023

Hace unos días, en la newsletter de movilidad.es del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se recogía la última nota del 2022 del Think Tank del Parlamento Europeo en torno a este ámbito, titulada “Understanding transport poverty (Entendiendo la pobreza de transporte)”. 

Tal como recoge el organismo español, esta comunicación “pone de manifiesto la necesidad de avanzar en la definición de un concepto común de pobreza de transporte, así como en su medición y seguimiento para poder tomar medidas adecuadas que permitan reducir esta pobreza entre los diferentes grupos de población”.

Pero, ¿qué es pobreza de transporte? Como se adelantaba, no existe un concepto único y universal para determinar qué es pobreza de transporte. Si atendemos a lo dispuesto por la consultoría Ecoserveis, “Hablamos de pobreza relacionada con el transporte cuando una persona (o un hogar) tiene que gastar más de lo que puede pagar para cubrir sus necesidades básicas en materia de transporte. Es decir, cuando asumir el gasto del transporte supone un problema para la economía del hogar”. 

No obstante esto, existe otra definición, menos económica, para la pobreza de transporte y es la que recoge el propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y que viene ligada a estos puntos principales que la caracterizan:

  • “Falta de disponibilidad de transporte o pobreza de movilidad (falta de opciones de transporte público, o baja frecuencia).
  • Inaccesibilidad del transporte (siendo disuadido por el terreno circundante o los requisitos de accesibilidad).
  • Baja asequibilidad del transporte (incapacidad para afrontar el coste del transporte).
  • Pobreza de tiempo (mucho tiempo dedicado a viajar).
  • Inadecuadas condiciones de viaje (siendo peligrosas o inseguras)”.

Desde el Parlamento Europeo sí que hablan del presupuesto de las familias al transporte, considerando que más del 10% del salario destinado a la Movilidad conlleva pobreza. De esta manera, desde entidades como el Banco Mundial se está apostando por la implementación de infraestructuras que permitan, de manera masiva, la interconexión de zonas periféricas menos desarrolladas con las referentes en la industria y el comercio.

“Ampliar las alternativas de transporte sostenible, especialmente en comunidades vulnerables o de bajos ingresos, será una forma poderosa de que los países impulsen el desarrollo humano y la inclusión social. En las zonas rurales de Marruecos, la matrícula de las niñas en la escuela primaria aumentó del 17% al 54% cuando se mejoró el acceso de estas a los caminos. En Lima, se pondrán a disposición otros 100.000 empleos adicionales para las personas que viven en los distritos más pobres gracias a una nueva línea de metro”. 

Estas mejoras de acceso, que reduce en un primer momento la pobreza del transporte y, posteriormente, la educativa y social, tiene aplicaciones que van más allá: “La transición hacia la movilidad sostenible podría suponer un ahorro de USD 70 billones de aquí a 2050 si se tienen en cuenta todos los costos del transporte, incluidos los vehículos, el combustible, los gastos operacionales y las pérdidas debido a la congestión. Un mejor acceso a las carreteras podría ayudar a África a ser autosuficiente en alimentos y crear un mercado alimentario regional por un valor de USD 1 billón para 2030”. 

Queda demostrado, así, que la pobreza del transporte no se refleja en todos los ámbitos sociales, sino que afecta mayoritariamente a los usuarios más vulnerables: mujeres, ancianos, jóvenes, trabajadores de bajos ingresos y personas con habilidades especiales, impidiendo el acceso al empleo y aumentando, por tanto, la pobreza en todas sus vertientes. 

En cuanto a ámbitos geográficos, esta situación se acentúa en entornos rurales, periféricos y remotos (como las islas). 

Ingeniería Civil

La solución a la pobreza de transporte es, sin duda, la Ingeniería Civil. La inversión en infraestructuras de este tipo genera una mayor red de conexión entre áreas remotas y un acceso universal a la movilidad. 

Esto se ha de llevar a cabo a través de planes, ya en desarrollo e implementación por parte de la Unión Europea, para la conectividad desde una perspectiva sostenible: “La reciente Recomendación del Consejo de la UE para garantizar una transición justa hacia la neutralidad climática, adoptada el 16 de junio de 2022, establece que la situación actual de la pobreza de transporte podría empeorar a menos que los Estados miembros garanticen unos sistemas de beneficios fiscales y sistemas de protección social justos. La recomendación sugiere el desarrollo de indicadores para evaluar y hacer un seguimiento de la pobreza del transporte en cada país. Esto permitirá dimensionar el problema y encontrar soluciones particularizadas (Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana)”.

De esta manera, la pobreza de transporte, íntimamente ligada a las Obras Públicas, ha de evitarse a través de inversión y de la correcta disposición de los recursos, en forma y en tiempo. Una valoración social y técnica de los Ingenieros Civiles que permita concretar las necesidades de conexión de áreas desconectadas con la implantación de los preceptos internacionales marcados por la Agenda 2030. 

Más información, en la web del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.