Actualidad

Conclusiones de la jornada de UP: “Profesiones comprometidas con la formación continua de calidad”

Martes, 12 Septiembre, 2023

Ayer, 11 de septiembre de 2023, tuvo lugar en Madrid la jornada “Profesiones comprometidas con la formación continua de calidad” de Unión Profesional, con motivo del Año Europeo de las Competencias. 

En horario de mañana y celebrada en la Sede de Representación de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo (Paseo de la Castellana, 46, Madrid), contó con la participación de los grandes representantes de los Colegios Profesionales de nuestro país. 

Juergen Foecking, Sub-director de la Oficina del Parlamento Europeo en España, fue el encargado de dar inicio a este encuentro, destacando la importancia de la puesta en común de las profesiones para afrontar retos como el Medio Ambiente y, por supuesto, la Inteligencia Artificial. 

Posteriormente, la mesa inaugural estuvo dirigida por Victoria Ortega, Presidenta de Unión Profesional y Vicepresidenta Primera del Consejo Europeo de las Profesiones Liberales. Ésta expuso los principales objetivos de la jornada, así como de las líneas principales en la estrategia de las profesiones para los próximos años. 

Se trata, de esta manera, de la formación continua para el incremento y la mejora de las competencias, así como para la excelencia de los profesionales para con la sociedad. Se ha pasado, por tanto y tal y como explicaba Ortega, de un “deber ético a un deber normativo”, haciendo de Europea “más competitiva y más social”. 

También con la participación de Consolación Rodríguez, Secretaria General Técnica y Coordinadora Nacional del Año Europeo de las Competencias del Ministerio de Trabajo y Economía Social, se puso el foco en la falta de mano de obra cualificada en los países de la Unión Europea. Por tanto, se busca, a través de una formación especializada y continuada durante la trayectoria de nuestros profesionales más producción, la recuperación económica, garantías para el cambio (especialmente en lo relacionado con los retos de la Agenda 2030) y atracción del talento. 

Una vez con estos puntos claros, se ha de buscar la visibilización, la sensibilización y el análisis de las tareas que se están llevando a cabo con motivo de este Año de las Competencias en la Unión Europea. El reto de este “long-life-learning” es no dar pasos atrás en la tecnificación de nuestros profesionales. 

Gerardo Gutiérrez, Director General de la Dirección General de Servicio de Empleo Público Estatal fue otro de los participantes en la mesa inaugural de la jornada “Profesiones comprometidas con la formación continua de calidad”. Entre las ideas principales planteadas, destaca el Desarrollo Profesional Continuo o DPC y la necesidad de Colegiación para, a través de las empresas, corporaciones colegiales y, por supuesto, empresas, se consiga mantener el talento y atraer el de terceros países.

Para ello, según Gutiérrez, se está llevando una revolución laboral y un cambio contundente del mercado laboral. En la Unión Europea, de hecho, se requerirá mano de obra de otros países antes de 2050, año en el que 80 millones de personas se jubilarán y generarán un problema de continuación de profesiones clave. 

La última ponente, que realizó su participación en formato telemático, fue Alicia Homs, Eurodiputada (S&D), Vicepresidenta de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales del Parlamento Europeo. Ésta incluyó, en el discurso principal de la jornada, la justicia social en este cambio hacia la formación continua de los profesionales, incluyendo a sectores que, habitualmente, quedan fuera de las grandes revoluciones, como es el caso de las mujeres. 

También en torno a la nueva generación de trabajadores, que han de ser guiados hacia la excelencia en aspectos técnicos y en las consideradas como “soft skills”, que incluyen habilidades sociales fundamentales para el desempeño de las profesiones. 

La Unión Europea, tal y como especificaba Homs, ha llevado a cabo, a través de este Año de las Competencias (“que viene después del de la Juventud”), un compromiso con el futuro y con la digitalización laboral. 

Perspectivas de la formación continuada de las profesiones

La mesa debate de la jornada, con el título “Perspectivas de la formación continuada de las profesiones”, estuvo compuesta por Paula Ruiz, Coordinadora Confederal de UGT-UTC; por José Miguel Guerrero, Presidente de la Comisión de Educación y Formación de la CEOE; por José Antonio Galdón, Vicepresidente de Unión Profesional y Presidente del Instituto de Graduados en Ingeniería e Ingenieros Técnicos de España (INGITE); y por María Isabel Moya, Vicepresidenta Primera del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos.

Coordinados por Gloria Lomana, Periodista y Presidenta de 50&50 Gender Leadership, se enfocó en la aplicación práctica del Año de las Competencias y de las propuestas puestas en marcha por diferentes entidades. 

Galdón, quien además representa a los Ingenieros de nuestro país, destacó que la “formación es obligatoria” y que es imposible ejercer las diferentes profesiones de una manera excelente sin la misma. Tal y como explicó, los profesionales y los Colegios que los amparan son los “responsables de transformar la sociedad” y de poner en valor las competencias. 

Para hacer esto posible, el de “poner en valor las competencias”, desde entidades como el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, se está llevando a cabo un proceso de validación de profesionales y de certificación práctica y segura de los mismos. La propia profesión, además, obliga a la formación continuada, de ahí la necesidad de un sistema propio para un control de calidad de la misma y de la adaptación del código deontológico de cada profesión a la tecnología, sin cambiar los principios básicos de la práctica tradicional. 

Los Colegios, según Moya, han de dar dicha formación, acreditarla y armonizarla con la Unión Europea. Se trata de un “reconocimiento económico y no económico” de las profesiones, que además de estar amparadas por un mercado laboral sano, han de estarlo por el reconocimiento social. 

En ello trabajan, además de los Colegios Profesionales, los sindicatos y las empresas, también representados en la mesa debate. Paula Ruiz, de UGT-UTC, destacó que “el valor de un país reside en el talento”, entendido éste como los profesionales jóvenes, los sénior y, por supuesto, las mujeres. 

Para poder atraer el mismo, los agentes sociales, que han de estar implicados en este cambio, han de adelantar la formación que se requerirá a los trabajadores en un medio plazo, de tal manera que se les pueda dotar de las herramientas necesarias. Estas acciones, que han de responder a una profunda reflexión social, han de permitir establecer condiciones laborales de los trabajadores. La formación, que ha de ser inclusiva también para la mujer y su carga familiar, ha de ir encaminada a una mejor situación de la clase obrera. 

En esto coincide con lo expuesto por José Miguel Guerrero, de CEOE. El representante de los empresarios puso el foco en la implantación en todo el sector privado, incluidas las PYMES, que habitualmente suelen quedarse fuera de las grandes revoluciones laborales. De esta manera, se ha de enfocar la formación a las necesidades reales del mercado laboral, dado que un 77% de las empresas de la Unión Europea han admitido que requieren de mano de obra cualificada. 

La transformación digital, la verde y la sociedad han de llevar a una mayor competitividad empresarial, pero también personal. Esto se consigue poniendo en valor la formación continua en el entorno del empleado que, tal y como acordaron los ponentes, ha de ir acompañada de un reconocimiento en todos los campos (también en el de las condiciones de empleo).

La apuesta por la Ingeniería Civil

Todas las conclusiones planteadas durante el encuentro, de unas tres horas de duración, serán remitidas a la Unión Europea para su consideración en el Año Europeo de las Competencias. Éstas fueron presentadas por Victoria Ortega, Presidenta de UP, que destacó que el proceso de la formación continua ha de ser ordenado, gratuito y con control de los Colegios Profesionales. 

En cuanto a los Ingenieros Civiles, éstos estuvieron representados por Carlos Dueñas, Presidente del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas y Vicepresidente de INGITE, por Óscar  Carballo, Decano de la Zona de Madrid, y por Maribel Santos, Vocal también de Madrid. 

Dueñas, tras el acto, destacó dos ideas principales en torno a la formación continua para los profesionales de la Ingeniería Civil: “Lo que se ha hablado aquí hoy, en el encuentro de Unión Profesional, es fundamental para el futuro de las profesiones. La formación ha de ser continua para los profesionales de todos los ámbitos, con el objetivo de permanecer en el mercado laboral en buenas condiciones y para dotar de excelencia y de seguridad todos sus servicios a la sociedad. En el caso de los Ingenieros Civiles, este discurso cobra todavía más sentido. Con la digitalización a través de herramientas como BIM, la inclusión de nuevos materiales y procesos y el reto de la sostenibilidad, ha de ser deber de nuestros profesionales mantenerse al día con las actualizaciones que conlleva el desempeño de la Ingeniería Técnica de Obras Públicas”.

Además, la entidad “en conjunto con las Administraciones Públicas, empresas, sindicatos y profesionales, comenzamos un camino hacia la implantación de medidas reales para conseguir una formación gratuita, de calidad y que permita una cualificación excepcional y garantista de nuestros Ingenieros”. 

Las conclusiones oficiales de la jornada de Unión Profesional se pueden leer en este enlace.