Actualidad

Cinco razones para estudiar Ingeniería Civil

Lunes, 03 Junio, 2024

Hoy ya han dado comienzo, en algunas comunidades autónomas, las pruebas de acceso a la Universidad, la conocida como EBAU o EVAU. Miles de estudiantes se enfrentan a estos exámenes en toda España, si bien la decisión más complicada viene después, la de elección de estudios. 

Con motivo de la EBAU, desde el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, queremos recordar a los potenciales estudiantes las opciones formativas que se pueden encontrar en nuestro país, así como las ventajas que supone estudiar el Grado en Ingeniería Civil. 

Así, si tenemos en cuenta los últimos datos del Ministerio de Universidades, “en el curso 2022-2023 se impartieron 9.447 titulaciones, 4.226 de Grado y doble Grado, 4.025 de Máster y doble y 1.196 de Doctorado”. 

Con dicha oferta formativa, es habitual que los jóvenes presenten múltiples dudas sobre los estudios en los que matricularse y, por supuesto, en la Universidad en la que hacerlos. Pero, ¿cómo decantarse por un Grado u otro? 

Razones para estudiar Ingeniería Civil

“A la hora de analizar qué estudios de Grado cursar, hay que tener en cuenta, en primer lugar, aquellas ramas de conocimiento que nos atraen más. Posteriormente, cómo nos vemos en un futuro, dado que las profesiones son un camino a largo plazo”. 

También, tal y como se indica en el artículo de El Confidencial Digital, hemos de analizar, además, las universidades a las que queremos/podemos optar y, por supuesto, la vocación, dado que un Grado es un recorrido que también se ha de disfrutar. 

Una vez respondidas todas estas preguntas, ¿por qué estudiar Ingeniería Civil? 

Una profesión de futuro

“Lo primero es conocer mejor en qué consiste la Ingeniería Civil. Esta se define como la titulación que permite el diseño, la construcción, la conservación y la gestión de infraestructuras y de construcciones de todo tipo, dentro de los ámbitos de desempeño marcados por ley”. 

También hay que tener en cuenta que, al contrario de lo que pasa con algunos Grados en Ingeniería, el de Ingeniería Civil es habilitante. Esto quiere decir que nos permite operar en el mercado laboral sin necesidad de la realización de un Máster habilitante. “Este sólo se requiere, como en la mayoría de los estudios, para la especialización en una rama concreta, como BIM, Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, Energías Renovables…”

De esta manera, una vez finalizado el Grado en Ingeniería Civil, los egresados acceden a la Ingeniería Técnica de Obras Públicas. 

Mil y una posibilidades

“La Ingeniería Civil ofrece un sinfín de diferentes caminos a sus profesionales. Si bien, tradicionalmente, los Ingenieros Civiles se han dedicado al diseño, al cálculo de estructuras y a la construcción de infraestructuras clave, tales como puentes, aeropuertos y carreteras, lo cierto es que, en los últimos años, las posibilidades que ofrece son aún mayores”. 

Así, nuestros Ingenieros Civiles pueden realizar acciones en ámbitos tan diferentes como energías renovables, ferrocarril (también el de Alta Velocidad) y el Urbanismo, “llevando a cabo mejoras en las ciudades y adaptándolas al nuevo paradigma sostenible”. 

Y, claro está, los Ingenieros Civiles llevan a cabo la gestión de servicios básicos, como el abastecimiento del agua, la gestión de residuos, la consolidación de condiciones sanitarias de primer nivel y todo lo relacionado con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, incorporados en la Agenda 2030. 

Ambiente internacional

“Fruto de las oportunidades que ofrece la Ingeniería Civil y gracias al excelente nivel formativo de las universidades españolas, los Ingenieros Civiles formados en España pueden desarrollar la profesión también en otros países. Esto implica la participación en proyectos internacionales, también de carácter social, para la mejora de las infraestructuras ya existentes, así como para la creación de nuevas, tales como el AVE a La Meca”. 

Nuestros Ingenieros realizan construcciones fundamentales en todo el mundo, especialmente en países de desarrollo, llevando a cabo un aspecto fundamental de la profesión, el social. 

Mejora social

“Agua, luz, gas, transporte público… Todas las infraestructuras básicas y fundamentales para nuestro día a día forman parte de la Ingeniería Civil. El papel del Ingeniero es el de aportar a la sociedad construcciones clave para permitir unas correctas condiciones de vida: ya sea agua potable y salubre, una correcta gestión de residuos (por ejemplo, basuras) o las conexiones para permitir su transporte, tanto para el trabajo como para el ocio”. 

A ello hemos de sumar la labor de los Ingenieros Civiles en la creación de espacios verdes y de ocio en las grandes ciudades, tales como parques, carriles bici y centros de calistenia. 

Pleno empleo

“Según el Observatorio de la Ingeniería de España, nuestro país necesitará unos 200.000 Ingenieros en los próximos 10 años. Dada la escasez de mano de obra en la Ingeniería, los egresados contarán con salarios un 30% superiores a la media, encontrándose entre los 55.000 y los 60.000 euros (Informe “Se busca Ingeniero”, Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas)”.

El paro residual dentro de la profesión es del 3%, lo que nos hace hablar de prácticamente pleno empleo en nuestro país, algo nada común en otros sectores de actividad. La Ingeniería Civil presenta, así, una perspectiva de futuro única, en un momento histórico de inversión de infraestructuras. 

Más información

Si estás interesado en conocer más sobre el Grado de Ingeniería Civil, puedes contactar directamente con el Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras públicas en informacion@citop.es

Os dejamos el artículo completo de El Confidencial Digital en este link.