Actualidad

El Ingeniero Civil en… La Nueva Movilidad (parte 2)

Lunes, 23 Mayo, 2022

Hace un a√Īo, en la¬†web del Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas, nos hac√≠amos eco de la labor del Ingeniero Civil en la Nueva Movilidad. Adem√°s, recientemente, hemos publicado un v√≠deo divulgativo sobre el papel de la Ingenier√≠a Civil en la Agenda 2030, donde es primordial la b√ļsqueda de nuevas f√≥rmulas de desplazamiento de personas y, tambi√©n, de mercanc√≠as.¬†

Recientemente, con motivo de Santo Domingo, el Colegio ha participado en una mesa abierta en Libertad FM en la que se han analizado las ventajas y los inconvenientes del hidrógeno y de la electricidad en la Nueva Movilidad, un ámbito más de los Ingenieros Civiles en la gestión de las infraestructuras, especialmente urbanas.

Si atendemos a la situaci√≥n energ√©tica actual, en la que los precios de la electricidad se incrementan cada semana y la carest√≠a de cualquier energ√≠a tradicional est√° a la vuelta de la esquina, ¬Ņes viable plantear un nuevo modelo de movilidad basada en esta fuente?¬†

Seg√ļn El Pa√≠s, en un art√≠culo de julio de 2021, ‚ÄúHoy en d√≠a, la electricidad tiene demasiadas emisiones asociadas, mientras que el hidr√≥geno sale excesivamente caro‚ÄĚ. En cuanto a la primera, la electricidad, la soluci√≥n m√°s viable es el uso de bater√≠as que utilicen energ√≠as renovables: ‚ÄúLa soluci√≥n consiste en alimentar a gran parte de esa nueva flota el√©ctrica con electricidad limpia, producida con energ√≠as renovables (e√≥lica, solar, hidr√°ulica), creando as√≠ un c√≠rculo virtuoso casi perfecto. Pero esa producci√≥n limpia tendr√° que crecer, y mucho, porque hoy en d√≠a no llega al 20%‚ÄĚ.¬†¬†

En cuanto al hidr√≥geno, es la energ√≠a m√°s abundante del planeta, pero ha de extraerse y almacenarse. Si bien este problema parece estar m√°s o menos resuelto por la Ingenier√≠a, los costes pueden ser muy elevados: ‚Äúa v√≠a para obtener el hidr√≥geno m√°s puro est√° en sacarlo del agua (H2O), mediante electr√≥lisis, aplicando una corriente que permite separar el hidr√≥geno del ox√≠geno‚ÄĚ. No obstante esto, parece que se est√°n dando pasos en la extracci√≥n del metanol: ‚ÄúEste alcohol se produce actualmente en grandes reactores industriales, aplicando altas presiones y di√≥xido de carbono. Pero ya se ha conseguido sintetizar metanol de una forma mucho m√°s sencilla: a partir de CO2, agua y electricidad (de fuentes renovables), y utilizando un elemento catalizador de muy bajo costo‚ÄĚ.¬†¬†

No obstante, s√≠ que es cierto que el hidr√≥geno, tal y como comentaba Cristina Beneroso, Secretaria T√©cnica del Consejo del Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas, en su intervenci√≥n en Libertad FM, la reconversi√≥n de los veh√≠culos tradicionales a esta nueva movilidad es m√°s sencilla y econ√≥mica que la adquisici√≥n de un coche el√©ctrico, apenas sin mercado de segunda mano.

Pero falta por resolver el gran problema del hidrógeno a día de hoy en nuestro país: la infraestructura a él asociada.

Falta de infraestructuras

La Asociaci√≥n Espa√Īola de Fabricantes de Autom√≥viles y Camiones (ANFAC), public√≥ a finales del a√Īo pasado un dec√°logo para la aceleraci√≥n de los veh√≠culos de hidr√≥geno en nuestro pa√≠s.¬†

Entre los puntos principales, se encuentran las infraestructuras, donde los Ingenieros Civiles son clave, tanto para el aseguramiento del suministro como para el desarrollo de puntos de recarga: 

  • Medida 1. Planes de incentivo a la compra de veh√≠culos.
  • Medida 2. Planes de ayuda para el desarrollo de la infraestructura de repostaje de hidr√≥geno. Si bien la Hoja de Ruta del Hidr√≥geno habla de 2030 para el despliegue de esta energ√≠a, los fabricantes solicitan acelerar los pasos a 2025, con una infraestructura que permita el suministro en toda Espa√Īa. ‚ÄúPara ello, es necesario desarrollar los mecanismos de ayuda y dotaciones m√°s adecuados que permitan cubrir, al m√°ximo nivel de porcentaje, las altas inversiones necesarias que, en primera instancia deber√°n estar vinculadas a flotas cautivas y privadas, para garantizar un consumo de hidr√≥geno m√≠nimo que justifique la inversi√≥n necesaria para la instalaci√≥n de un punto de repostaje, permitiendo una amortizaci√≥n de la instalaci√≥n m√°s r√°pida‚ÄĚ.
  • Medida 3. Garantizar un coste competitivo del hidr√≥geno verde.
  • Medida 4. Marco de homologaci√≥n, puesta en circulaci√≥n y fin de vida de los veh√≠culos de hidr√≥geno
  • Medida 5. L√≠mites de hidr√≥geno en la red de gas natural.
  • Medida 6. Creaci√≥n de un sistema de Garant√≠as de Origen.
  • Medida 7. Barreras administrativas asociadas al despliegue de infraestructura de suministro de acceso p√ļblico. En este punto, entran en juego las hidrogeneradoras, estaciones de servicio para el suministro de hidr√≥geno. Se requiere una normativa espec√≠fica y la simplificaci√≥n de los tr√°mites para su implantaci√≥n.¬†
  • Medida 8. Apoyo a la investigaci√≥n y desarrollo de veh√≠culos de hidrogeno.
  • Medida 9. Impulsar planes de formaci√≥n sobre el hidr√≥geno.
  • Medida 10. Gobernanza del despliegue de la movilidad basada en el hidr√≥geno.

Actualmente, en Espa√Īa, con datos de 2021, contar√≠amos con una seis hidrogeneradoras en todo el territorio, en su mayor√≠a privadas. En enero de 2022, el CSIC presentaba el primer punto de recarga p√ļblico, que de manera autosuficiente, solo podr√≠a recargar diez veh√≠culos al d√≠a.¬†

Además de las acciones gubernamentales, que han de fomentar el desarrollo de este tipo de energía, considerada como del futuro, los Ingenieros Civiles también están buscando nuevas fórmulas de encajar las infraestructuras de recarga y de adaptar las necesidades de esta nueva movilidad a las nuevas ciudades. 

Ahora mismo, se est√°n configurando en nuestro pa√≠s la mayor√≠a de Zonas de Bajas Emisiones (con la nueva normativa que determina estas √°reas en poblaciones de m√°s de 50.000 habitantes). √Čstas contar√≠an con restricciones de tr√°fico, no para los veh√≠culos el√©ctricos y de hidr√≥geno, y el Ingeniero Civil ha de actuar con todas las opciones de paso de coches autorizados, as√≠ como su potencial de uso. Solo de esta manera se podr√° adaptar a las necesidades reales de la poblaci√≥n.

En este sentido, por tanto, se han de gestionar las urbes, en plena adaptaci√≥n a las ZBE, al futuro m√°s cercano de los veh√≠culos el√©ctricos y de hidr√≥geno, de tal manera que no se requieran modificaciones m√°s dr√°sticas para la ciudadan√≠a posteriormente (como es el caso de obras p√ļblicas en las √°reas urbanas).¬†

ÔĽŅ