Actualidad

Un a√Īo de ODS. Vida Submarina

Lunes, 28 Febrero, 2022

En el Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas, continuamos repasando la implicaci√≥n de la Ingenier√≠a Civil en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organizaci√≥n de Naciones Unidas.¬†

En el caso de febrero, analizamos el n√ļmero 14, Vida Submarina, dedicado concretamente, tal y como recoge la ONU en su web oficial, a ‚Äúconservar y utilizar sosteniblemente los oc√©anos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible‚ÄĚ.

Estos recursos, los marinos, son fundamentales para la naturaleza global de nuestro planeta: ‚ÄúLos mares son el sistema respiratorio de la Tierra: generan ox√≠geno para la vida y absorben di√≥xido de carbono y desechos; funcionan como sistema de almacenamiento y absorben un 30% del di√≥xido de carbono del mundo, mientras que el fitoplancton marino genera el 50% del ox√≠geno necesario para la supervivencia. Los oc√©anos regulan el clima y la temperatura y hacen que el planeta sea habitable para formas de vida diversas‚ÄĚ.

En cuanto al empuje econ√≥mico que producen, desde la ONU estiman que el mar genera entre tres y seis billones de d√≥lares estadounidenses. Esto se consigue a trav√©s, principalmente, del comercio internacional, siendo el 90% mar√≠timo. En cuanto al resto de acciones principales que se desarrollan en los oc√©anos, en t√©rminos econ√≥micos, nos encontramos los cables submarinos (con el 95% de todas las comunicaciones mundiales), la pesca, que proporciona ‚Äúm√°s del 15% del consumo de prote√≠na de origen animal‚ÄĚ a 4.300 millones de personas, gas y petr√≥leo (el 30% del total) y el turismo costero, que representa el 5% del Producto Interior Bruto mundial.

A ello, se unen los beneficios que se obtienen de los mares y de los oc√©anos en relaci√≥n a la salud y al sector farmac√©utico, dado que proporcionan ingredientes naturales indispensables para un gran n√ļmero de medicamentos. Tambi√©n, por supuesto, la energ√≠a, producida a trav√©s del movimiento del mar (mareas, olas y corrientes) y mediante la implantaci√≥n de instalaciones de energ√≠a e√≥lica.

Las ciudades no pod√≠an quedar fuera de los oc√©anos. ¬ŅC√≥mo? A trav√©s de la costa. En este sentido, tal y como explica la ONU, 13 de las 20 megal√≥polis del mundo son costeras. Si atendemos a la definici√≥n de la Organizaci√≥n Meteorol√≥gica Mundial, las megal√≥polis son ‚Äúciudades cuya poblaci√≥n supera los diez millones de habitantes, abarcan hoy en d√≠a menos del 0,2% de la superficie terrestre y, sin embargo, acogen a una de cada diez personas de nuestro planeta‚ÄĚ.¬†

Teniendo en cuenta la necesidad de conservación de los océanos y de los mares en todo el mundo, desde el punto de vista de sostenibilidad y de acción económica (siempre respetando los recursos naturales), la Ingeniería Civil ha de aplicarse también en su mantenimiento.

Pero, ¬Ņc√≥mo act√ļa la Ingenier√≠a Civil en este √°mbito? Desde el Colegio de Ingenieros T√©cnicos, planteamos los tres puntos principales.

Algunas infraestructuras marinas 

En el caso del mar, la Ingenier√≠a Civil tambi√©n lleva a cabo grandes y peque√Īas infraestructuras que permiten la conexi√≥n entre el ser humano y este recurso natural. Si bien, tradicionalmente, se ha mantenido una relaci√≥n de explotaci√≥n sin medida de los oc√©anos, ahora se ha producido un cambio estrat√©gico: no hay desarrollo sin conservaci√≥n.

Por ello, la Ingeniería Civil realiza construcciones más amables con respecto a los mares. En cuanto a las principales acciones en este ámbito, destacan los puertos, los canales y las tuberías. 

Los puertos, por su parte, como hemos comentado, son los protagonistas del 90% del comercio internacional, con una fuerte predominancia de las infraestructuras chinas, que aparecen en los diez primeros puestos del ranking mundial de los puertos con más volumen de transacciones. 

Es tarea de los Ingenieros llevar a cabo nuevas modalidades, tanto de barcos como de infraestructuras, que permitan eliminar materiales escasos y contaminantes (como es el caso de la gasolina) para permitir una reducción en el consumo energético global de estos intercambios de mercancías. También es labor de nuestros profesionales el desarrollo de medios de transporte complementarios, como los trenes, para fomentar una economía más sostenible. 

En cuanto a los canales, se tratan de grandes infraestructuras que, tal y como define Wikipedia: ‚Äúconstrucci√≥n destinada al transporte de fluidos ‚ÄĒgeneralmente utilizada para agua‚ÄĒ y que, a diferencia de las tuber√≠as, es abierta a la atm√≥sfera‚ÄĚ. De esta manera, entre las razones para la realizaci√≥n de un canal, se encuentran la de crear un atajo, generar un ‚Äúenlace de navegaci√≥n entre dos mares o lagos sin litoral‚ÄĚ, ‚Äúproporcionar a las ciudades del interior un enlace de env√≠o directo al mar‚ÄĚ y ‚Äúproporcionar una alternativa econ√≥mica a otras opciones‚ÄĚ.¬†

Pero dentro de esta infraestructura, siempre se dan diferentes tipos. Tal y como se analiz√≥ en el¬†Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas, la construcci√≥n de nuevos canales ha de hacerse con sumo cuidado, especialmente en lo relativo al ecosistema. Contamos con el ejemplo actual del proyecto que se est√° realizando en Estambul y que podr√≠a eliminar cientos de hect√°reas de bosque y salinizar agua dulce, necesaria para las ciudades del entorno y los cultivos.

Energías renovables

Aqu√≠, tenemos que hablar de la energ√≠a e√≥lica marina. Tal y como explica Iberdrola, √©sta es una ‚Äúfuente de energ√≠a limpia y renovable que se obtiene al aprovechar la fuerza del viento que se produce en alta mar, donde √©ste alcanza una velocidad mayor y m√°s constante debido a la inexistencia de barreras. Para explotar al m√°ximo este recurso, se desarrollan megaestructuras asentadas sobre el lecho marino y dotadas con las √ļltimas innovaciones t√©cnicas‚ÄĚ.¬†

Para asegurar el mantenimiento de los recursos protegidos, los parques eólicos marinos han de presentar una serie de características básicas: no estar en aguas muy profundas (máximo 60 metros), estar alejados de la costa, fuera de ambientes de interés ecológico y sin perturbar las rutas internacionales marcadas, así como zonas estratégicas navales.

El avance de esta energía se ha visto favorecido por la incorporación de nuevas formulaciones en las cimentaciones, que permiten poder implantar estos parques más lejos de la costa (protegiendo así las mismas), además de una nueva generación de aerogeneradores, que aprovechan mejor la capacidad de creación de energía del viento del mar. 

Protección de las costas y conservación de espacios

Tal y como se defiende de manera habitual desde el Colegio de Ingenieros T√©cnicos de Obras P√ļblicas, la Ingenier√≠a Civil y la protecci√≥n de costas han ido siempre de la mano, especialmente en Espa√Īa. Nuestro pa√≠s, tal y como refiere La Moncloa, cuenta con 5.755 kil√≥metros cuadrados de litoral.

Con unas variaciones muy pronunciadas, especialmente en el Mediterr√°neo, Espa√Īa es un pa√≠s fuertemente comprometido con el mantenimiento de las costas. De esta manera, se llevan a cabo acciones fundamentales para su conservaci√≥n y para el mantenimiento tanto de espacios protegidos como de actividades econ√≥micas tur√≠sticas en las √°reas cercanas.

Estas acciones, que se han incluido en la Agenda 2030 y en la Estrategia de Adaptaci√≥n al Cambio Clim√°tico de la Costa Espa√Īola, refrendan acciones como las incluidas a continuaci√≥n, recogidas tambi√©n en un art√≠culo explicativo del CITOP m√°s en profundidad:

  • Gesti√≥n de sedimentos.
  • Construcci√≥n de nuevas estructuras de protecci√≥n (muros, paseos, etc.).
  • Construcci√≥n de nuevas estructuras o elementos artificiales para mantener la l√≠nea de costa (diques exentos, espigones, geotextiles, etc.).
  • Adecuaci√≥n funcional y estructural de las infraestructuras y de las edificaciones existentes.¬†
  • Normativa y c√≥digos de adecuaci√≥n.
  • Realineaci√≥n de estructuras existentes en la l√≠nea de costa.
  • Realineaci√≥n de estructuras existentes en estuarios y desembocaduras.

Tal y como se ha analizado, la Ingeniería Civil está adaptando sus actividades habituales en el entorno marino para adecuarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y permitir continuar con un desarrollo no contaminante, especialmente en lo referido a las nuevas energías, desde la garantía del bienestar social de la población mundial.