Actualidad

Nueva estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo 2021-2027

Miércoles, 08 Septiembre, 2021

El pasado julio, la Unión Europea aprobó la nueva estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo para el periodo 2021-2027 “orientado a garantizar entornos laborales más seguros, sobre la base de tres objetivos transversales: gestionar el cambio derivado de las transiciones ecológica, digital y demográfica, así como la evolución del entorno de trabajo tradicional, mejorar la prevención de accidentes y enfermedades profesionales, y aumentar la preparación frente a posibles crisis futuras”, tal y como recoge la web de Fundación Laboral. 

Tal y como afirma la Comisión Europea, se trata de un programa para la salvaguarda de 170 millones de trabajadores de la Unión Europea: “La protección de la salud y la seguridad de los trabajadores, consagrada en los Tratados y en la Carta de los Derechos Fundamentales, es uno de los elementos clave de una economía de la UE al servicio de las personas. El derecho a un lugar de trabajo saludable y seguro está reflejado en el principio número 10 del pilar europeo de derechos sociales, y es fundamental para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. También es uno de los elementos constitutivos de la Unión Europea de la Salud, en cuya creación se está trabajando”.

El documento ofrecido por el órgano de gobierno de la Unión Europea incorpora los últimos datos sobre siniestralidad laboral, en un objetivo continuo de reducción de las víctimas en su puesto de trabajo: “El cáncer es la causa principal de la mortalidad laboral en la UE. Se calcula que los agentes carcinógenos contribuyen a unas 100.000 muertes laborales por cáncer en el lugar de trabajo al año. Las medidas de lucha contra el cáncer en el lugar de trabajo son un elemento esencial del Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, que establece un planteamiento nuevo de la UE con respecto a la prevención, el tratamiento y la atención sostenibles del cáncer”. 

En cuanto al resto de causas, las enfermedades cardiovasculares suponen el 24% de las muertes y el 2%, otras lesiones. En relación a los casos no incluidos en estas cifras, se encuentra una amalgama de situaciones que suponen el 22% del total. 

Dentro de los objetivos expuestos por la Unión Europea en la Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo, se encuentra la reducción del daño por sustancias peligrosas, como es el caso del amianto, que afecta directamente al ámbito de actuación de la Ingeniería Civil: “La exposición al amianto será un factor de riesgo para la salud en la oleada de renovación33, que tiene por objeto la adaptación de los edificios a un futuro climáticamente neutro en el contexto del Pacto Verde Europeo. Aunque ya no se puede producir ni utilizar en la UE, representa un problema heredado para las personas que trabajan en la renovación de edificios, que a menudo requiere la eliminación del amianto empleado en el pasado. La exposición al amianto se cobra unas 88 000 vidas al año en Europa y representa entre el 55 y el 85% de los casos de cáncer de pulmón desarrollados en el trabajo, y se calcula que las tasas de mortalidad asociadas a esta exposición seguirán aumentando hasta finales de las décadas de 2020 y 2030”. 

Con todos estos peligros en el ámbito laboral, la Unión Europea ha marcado, para el periodo 2021-2027, una serie de acciones clave en la Seguridad y en la Salud en el Trabajo.

  • Anticipar y gestionar el cambio. Esto se consigue a través de la modernización y simplificación de la normativa de la Unión Europea dentro de la transformación verde, prestando especial atención a problemas psicosociales que puedan emanar del ambiente laboral, tal como el derecho a la desconexión.
  • Mejorar la prevención, incluyendo iniciativas que prevengan la exposición de trabajadores a situaciones de riesgos (en lo referente a sustancias peligrosas) y a ambientes de coacción y de acoso en el trabajo.
  • Potenciar la preparación: responder con rapidez a las amenazas. En este apartado, se da un especial protagonismo a la capacidad de respuesta ante crisis sanitarias como la que estamos viviendo, especialmente en sectores de marcada actividad física. 

Implantación de las medidas

“Este marco estratégico se sustentará en los siguientes elementos:

  • Una base documental reforzada.
  • Un diálogo social sólido.
  • La movilización de fondos.
  • La mejora del cumplimiento.
  • La sensibilización”.

“Los Estados miembros tendrán que abordar los aspectos ecológicos y digitales en las estrategias nacionales sobre salud y seguridad en el trabajo, y mejorar la prevención y la preparación para garantizar que las medidas y los enfoques actualizados lleguen al lugar de trabajo”.  

Todo ello, se llevará a cabo a través de la implementación de la normativa y de la legislación de la Unión Europea y mediante la modificación de las mismas para la adaptación a las necesidades actuales, no sin la ayuda de los países que conforman la UE: “La Comisión insta a los Estados miembros a actualizar y confeccionar las estrategias nacionales sobre salud y seguridad en el trabajo de acuerdo con este marco estratégico, en colaboración con los interlocutores sociales, para garantizar que las nuevas medidas lleguen al lugar de trabajo. La cumbre sobre salud y seguridad en el trabajo de 2023 permitirá evaluar los progresos realizados en lo tocante a este ambicioso marco, así como valorar una posible adaptación a la vista de la rápida evolución del contexto”.

Os dejamos el link al documento oficial, aquí.