Actualidad

Grandes Infraestructuras. Elizabeth Line

Viernes, 03 Febrero, 2023

En la nueva entrega de “Grandes Infraestructuras” del Colegio de Ingenieros Técnicos de Obras Públicas, abordamos una de las mayores obras de Ingeniería Civil de Europa de los últimos años. 

Se trata de Elizabeth Line, la línea Elizabeth, de metro que fue inaugurada por la misma Reina Isabel, en mayo de 2022. En forma de homenaje previo, Londres presentaba a su monarca una línea con su nombre, en uno de los grandes intentos de la ciudad de acoger su ingente cantidad de habitantes (más de nueve millones).

Con una extensa periferia, Londres se ha convertido en el punto de destino de miles de trabajadores extranjeros (a pesar del Brexit), así como de turistas y, por supuesto, originarios de la capital inglesa. Todo este conjunto de población ha incrementado la necesidad de un transporte público rápido, ecológico y, por supuesto, ajeno al tráfico rodado. De ahí que el metro siempre sea la mejor opción en la ciudad.

De hecho, hablamos de la segunda red de metro más larga del mundo, después de la de Seúl, en Corea. También es el más antiguo, dado que se inauguró en 1863. Actualmente cuenta con 11 líneas, 272 estaciones y más de 400 kilómetros de recorrido, tal y como se recoge en su web oficial.

En cuanto a la recién inaugurada línea, analicemos sus principales datos: 

  • Las obras de la línea comenzaron en 2009 y ésta une los puntos de Reading con Shenfield y Abbey Wood, con conexión a Heathrow.
  • Ha costado alrededor de los 18.800 millones de libras, 4.000 de ellos financiados por el gobierno británico para apoyar en su apertura. 
  • Su recorrido es de 118 kilómetros, con un servicio de 12 trenes a la hora. 
  • Supone un impulso para la economía británica de 42.000 millones de libras, más allá de la creación de empleo.

Tal y como publica la BBC (con fecha de uno de febrero de 2023), desde su inauguración, la línea ha sumado los 100 millones de viajes, 600.000 trayectos al día. 

Además, la línea, que une la ciudad de Reading con la capital, cuenta con un trayecto de 45 minutos, favoreciendo el desplazamiento potencial de más de un millón y medio de habitantes. 

Para su construcción, los nuevos túneles se han llevado a cabo a una profundidad de entre 35 y 40 metros para mantener en perfecto estado las infraestructuras de agua, gas, el propio metro, así como las cimentaciones de las principales construcciones de la ciudad. 

Para este proyecto, se han construido diez nuevas estaciones y se han remodelado otras 32. Un trabajo que se ha llevado con contratiempos, dado el gran número de fósiles (incluidos restos de un mamut joven) que se han encontrado en las excavaciones para la preparación de los terrenos. 

Sin duda, una de las grandes infraestructuras europeas que ya podremos disfrutar en nuestra próxima visita a Londres.